Noticias Tarjetas de crédito prepago

Una tarjeta que es una cuenta no bancaria – prepago, simple y eficaz

Vosotros conocíais seguro la tarjeta SIM prepago para teléfonos móviles, que permiten que los gastos y operaciones de vuestra línea de teléfono móvil estén totalmente desvinculadas de vuestras cuentas bancarias.

Siguiendo este modelo de operación en lo cual la línea de teléfono prepago de hecho pertenece a la compañía y los servicios que provén se pagan por anticipación, las fintech, estas compañías de tecnología aplicadas a la economía han desarrollado las tarjetas de crédito prepago, que ofrecen todos los servicios de una tarjeta VIP y una cuenta no bancaria, pero que opera con un capital que le habrá sido previamente depositado.

Tales tarjetas de prepago con cuenta no bancaria ofrecen decenas de ventajas, a empezar por la seguridad.

Así como una tarjeta de crédito convencional suele ser cancelada y bloqueada en caso de extravío o robo, también una tarjeta prepago no bancaria lo puede. Además, mientras uno no se ha dado cuenta que se le robaran la tarjeta, el ladrón no tendrá acceso a sus datos bancarios o a su crédito disponible, sino solo a la cuantía que tiene depositada.

Más allá de esto, nosotros españoles que somos adictos a las compras, no podremos más superar el valor del importe que le destinamos y depositamos desde el principio, sin correr el riesgo de cavar en los créditos que se nos ofrecen, a menudo con intereses abusivos.

Ya tenemos un producto que compra solamente lo que le programamos y destinamos, sea en Internet, sea durante un viaje. Compatibles con Paypal y Ebay, nos permiten igualmente comprar sin revelar los datos de nuestra cuenta bancaria o de nuestra tarjeta de crédito online.

En términos generales, las tarjetas de crédito prepago de cuenta no bancaria ofrecen y proporcionan todos los servicios y funcionalidades de las tarjetas de crédito VIP de Visa o MasterCard. Algunas tarjetas son de uso único, otras son recargables, algunas son destinadas a uso nacional, mientras otras son internacionales. Algunas incluso ofrecen el servicio de limitar o elegir su uso, eligiendo por ejemplo que se la use solamente por Internet. Existen también grandes variedades de monederos electrónicos en diversas variantes según los establecimientos que los emiten. Los correos, Sabadell, Santander y Rankia ofrecen cada uno más de 5 modelos diferentes.

Algunas tarjetas de prepago permiten incluso que se reciba efectivo, pagos y cheques, como en una cuenta corriente, ofreciendo incluso un número de cuenta internacional con las mayoría de las funcionalidades básicas de una cuenta corriente, pero sin banco. Este número de cuenta, en ingles se llama IBAN o Swift, mientras en español se dice BIC o CIB, Certificado de Informaciones Bancarias.

Algunas tarjetas dotadas de cuentas no bancarias permiten que se haga transferencias desde el exterior y hacia el exterior, y suelen ofrecer transferencias de fondos gratuitas entre dos tarjetas de la misma compañía.

Existen básicamente tres gamas de tarjetas monedero de crédito prepago. Las de los bancos, lo más de las veces vinculadas a la cuenta corriente de uno y basada en las facilidades proveídas por los mismos bancos, tales como recarga mediante trasferencia desde la cuenta corriente, etc. Trátase en general de tarjetas de baja gama, un complemento al servicio bancario.

Ofrecen desde tarjetas regalo, monederos electrónicos y una herramienta de compra en línea segura.

Otro tipo son las tarjetas de gama regular vendida en los estancos y gasolineras. Tienen la ventaja de ser anónimas y estar desvinculadas de cualquier facilidad financiera convencional. En general suelen ser limitadas a techos bajos, entre 250 y 1000€ de actividad anual, justamente por ser anónimas y, de esta manera, ser el blanco de sospechas y investigaciones. Son la versión en plástico de lo metálico. Existen diversas tarjetas, algunas sin relieve algunas con relieve.

Estas tarjetas son usadas a menudo por estos en búsqueda de medios de pago discretos y que no dejan rastros para el Internet, sitios de juego y casinos electrónicos, aparte de material para adultos.

Otra calidad de tarjeta solo puede encontrarse en el web, trátase de las tarjetas de alta gama. Estas suelen ser personalizadas y funcionan como verdaderos bancos de bolsillo. Cuentas sin banco y tarjetas no bancarias capaces de proporcionar todos los servicios básicos de un banco.

Estas tarjetas, como Neteller y VERITAS permiten que uno deposite, reciba su nómina o comisiones en una cuenta profesional con el nombre que ha elegido, tipo «peluquería valenciana» en vez de usar sistemáticamente el nombre del titular de la tarjeta.

De la misma manera, uno podrá domiciliar sus cuentas y facturas, transferir dinero hacia el exterior. Una cuenta de bolsillo que todos los expatriados, turistas, profesionales de pasaje podrán aprovechar durante su estadía o el tiempo que les haga falta.

Una tarjeta de crédito prepago no bancaria, es en muchos casos simplemente mejor que un banco.

 
 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

10 + four =