Noticias

Tarjetas de prepago: anonimato, fisco, y compañía… Prejuicios y las respuestas

Tarjetas crédito prepago: anonimato, fisco, y compañía… Prejuicios y las preguntas que todavía no te atreviste a hacer

No faltan prejuicios sobre las tarjetas de prepago. Para algunos periodistas, trátase sobretodo de un Eldorado para los estafadores y el blanqueo de dinero, para otros, una herramienta de fraude fiscal sin paragón…

Buen puesto todo esto, con toda sinceridad, imagínese mismo solo por algunos momentos compañías como MasterCard® o Visa®, empresas de decenas de miles de millones de dólares desarrollando herramientas para los traficantes y bandidos… y, ¿por qué no? ofreciendo un pasaporte falso y una pistola ametralladora para la compra de una tarjeta recargable…

Hicimos las preguntas siguientes a los especialistas:

Primera pregunta  : ¿la adquisición de una tarjeta de prepago recargable será verdaderamente anónima? ?

Sí, al adquirir una tarjeta de crédito recargable por internet o en una gran superficie uno estará 100% anónimo -siempre y cuando cuide de los tres detalles siguientes:

  • Cuando active su tarjeta, uno provea datos personales (nombre, dirección…) intencionalmente falsos
  • Uno recargue su tarjeta únicamente por intermedio de cupones como ukash, neosurf… adquiridos con efectivo y no con tarjetas de crédito convencionales
  • Uno no exceda el límite de recarga de 2.500€ por año

Resumiendo, esto significa que el le 100% anónimo estará siempre limitado a 2499€ anuales, las nuevas leyes ya están re. Más allá de esta suma uno tendrá que identificarse. Esta es la ley, no solamente en cuanto al blanqueo de dinero como también es la regla seguida por MasterCard o Visa para evitar desviaciones.

Secunda pregunta: ¿Cual es el nivel de anonimato para recargas que superen los 2.500€ por año ?

Una recarga anual superior a 25000€ por año implica que uno tendrá que identificarse proveyendo documentos de identidad y prueba de domicilio – lo que implica necesariamente una copia en color de un documento de identidad y un prueba de domicilio.

Por supuesto hay de estos que dirán que con los medios informáticos a disposición es posible y con  razonable facilidad producir falsos documentos.

Si esto es verdadero, ya estamos hablando de la categoría de la delincuencia organizada, puesto que falsear datos de identidad constituye en un crimen contra el Estado. Esto ya equivale a la producción de falsas cédulas bancarias con su impresora láser en colores. Aunque posible en teoría, está lejos de poder ser llamada de una ‘buena idea’.

Además, los emisores de tarjetas de prepago estables en el mercado ya no están en su primer intento. La mayoría tiene acceso al archivo de verificación de MasterCard y de Visa. Este archivo reúne la mayoría de aquellos a quienes Visa o MasterCard han rechazado como clientes, estos mismos clientes que son autores conocidos de estafas. Esta verificación no involucra ninguna comunicación con servicios de terceros, sino que dicha tarjeta estará siempre limitada a un techo máximo de 1000€ anuales de recarga.

Tercera pregunta: ¿Quien tiene acceso a los datos de mi tarjeta de prepago recargable? nos parece ser esta la verdadera pregunta 🙂

Una Tarjeta de crédito prepago no implica en la abertura de una cuenta bancaria. Sin embargo, para recargas anuales que superen los 1000€ uno tiene que proveer un mínimo de informaciones. ¿A quienes estarán destinadas tales informaciones? ¿Tendrá acceso el fisco? ¿Las sumas depositadas en mi tarjeta de crédito prepago podrían ser tomadas por alguna administración o acreedor? ¿En qué medida mis datos estarán protegidos?

Son incontables las preguntas que uno puede hacer cuando adquiere una tarjeta de prepago recargable y prefiere mantener sus economías bajo el colchón.

Así como las cuentas en el extranjero, en Suiza o otras partes, nada es 100% anónimo, en algún momento uno tiene que identificarse – no para garantizar sus fondos, sino para asegurarse que caso tenga problemas pueda comprobar que el dinero le pertenece. Por tanto la verdadera pregunta que uno tiene que hacerse es la procedencia de los emisores y comercializadores que ofrecen tarjetas de prepago.

Es decir que cuando uno elige una tarjeta como TransCash o PCS que son muy prácticas y disponibles tanto en estancos como en gran superficies, que no se olvide que no son proveídas por empresas españolas, lo que significa que todos sus datos serán conservados en España.

Tranquilícese pues, en España o lejos de España, todas las compañías listadas en nuestro comparativo son dignas de confianza y funcionan ya hace años.

En seguida publicaremos un cuadro con la nacionalidad de los emisores y los comercializadores de Tarjetas de crédito prepago recargables.

Algunos encontrarán ventajas y inconvenientes de tener una tarjeta de crédito prepago 100% no española mientras otros habrán de eligir el lado patriótico.

¡a cada cual su elección!.
CUADRO DE RESUMEN – TARJETAS DE CRÉDITO RECARGABLES Y ANONIMATO (¡ATENCIÓN, ACTUALIZACIÓN EN CURSO!)

Coste tarjeta sin actividad
ID
Vendedor
ID emisor
Lengua(s)
Atención a clientes
Nota ANONIMATO de la redacción /10
Veritas
€ 29.90
   Chipre
UK
Español/Inglés
9/10
T24B
€ 180.00 !!
????
UK
Inglés
6/10
Yuna
€ 24.50
Alemania
UK
Inglés/Francés
6/10
Eco
€ 49.00
UK
UK
Inglés/Francés
5/10
Medius
 79.80
CERRADO
CERRADO
CERRADO
CERRADO
Jumbo
€ 143.70
CERRADO
CERRADO
CERRADO
CERRADO
Moneybookers
€ 10.00
UK
UK
Inglés/Francés
5/10
Neteller
€ 30.00
UK
UK
Inglés/Francés
6/10
Pcs
€ 32.90
Francia
Gibraltar
Francés
5/10
Neocash
€ 37.90
Francia
Gibraltar
Francés
5/10
Transcash
€ 19.90
Francia
UK
Francés
3/10
Toneo First
€ 25.00
France
UK
Francés
3/10
Ultreia
€ 10.00
CERRADO
CERRADO
CERRADO
CERRADO
Regliss
€ 18.00
Francia
Francia
Francés
1/10

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *