Noticias

Tarjetas de prepago en vacaciones, atención con los gastos ocultos

Los bancos tienen la mala fama de usar todos los pretextos posibles para cobrar tasas exorbitantes de sus clientes cautivos.

Es justamente el caso cuando estás de vacaciones en el exterior, fuera de la Unión económica y monetaria. Comisiones que tornan sus retiradas y sus pagos en el extranjero más costosos de lo que imaginabas. Solo lo suficiente para arruinar tu vuelta a casa, cuando, al consultar tu extracto bancario te das cuenta que tu banco te facturó decenas, si no cientos de Euros – tu único pecado, lo de haber usado tu tarjeta fuera de la Unión Europea.

Así como para el uso del teléfono, comisiones elevadas para operaciones en el exterior

Asimismo, este tipo de facturas ocultas durante una estadía no afecta los pagos efectuados dentro de la zona Euro (el SEPA) y de hecho, los bancos desde siempre han aplicado comisiones a todas las operaciones efectuadas en divisas distintas de la de la cuenta bancaria.

Hace algunos años era imposible evitar las malas sorpresas al regresar del exterior. Hoy en día sin embargo, se trata apenas de una fatalidad gracias al avenimiento de las tarjetas de prepago y de las cuentas no bancarias.

Mismo si las asociaciones de consumidores expliquen que los gastos aplicados por los bancos en transacciones financieras fuera de la zona Euro son cualificados de ocasionales o mismo excepcionales, se aconseja en principio adaptarse en consecuencia, es decir tener en cuenta esta tarificación.

Para reducir los gastos, conviene agrupar las compras y las retiradas mientras se esté fuera de la zona SEPA

Sobretodo considerando que la tarificación es compuesta de una parte fija en forma de importe a tanto alzado pudiendo llegar a 3€ o 4€, y otra parte variable, elevándose a 2€ o 3% del importe.

“Para esquivarse de estos gastos les aconsejamos a limitar el número de retiradas y de operar a cada vez con grandes sumas”. Consejo dado por la Asociación Española de Banca, la AEB, en lo cual han igualmente explicado que la elección del cajero automático tiene grande impacto sobre el importe de los gastos y comisiones recaudadas por los bancos.

La tarjeta bancaria prepagada: una alternativa

La solución más práctica y económica consiste en utilizar una tarjeta bancaria dedicada durante sus vacaciones en el exterior. Las tarjetas de prepago y las tarjetas de cuentas no bancarias poseen todas las calidades necesarias para devenir una segunda cuenta, pero sin banco. De hecho, los costos de cambio vienen siempre indicados de antemano.

Siendo substancialmente más flexibles, y, hoy en día, gracias a la diversidad de los emisores, siempre se encontrará esta que corresponde mejor as sus necesidades. De hecho, estos últimos años fueron marcados por el surgimiento de nuevos servicios bancarios propuestos  por estas empresas emergentes mezclando tecnologías y finanzas, llamadas más generalmente de Fintech.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × two =