Noticias Tarjetas de crédito prepago

Tarjeta monedero recargable- ¿para quién?¿para qué?

Una tarjeta de prepago recargable – esta tarjeta monedero que se puede recargar, es antes de todo una tarjeta de pago que funciona en la red mundial de Visa o MasterCard.

Pudiendo ser comprada en estancos o en Internet, suele ser recargada por depósitos y transferencias, en efectivo o en cheque, o aún mediante cupones Ukash Paysafe, Ticket Surf Neosurf, moneybookers, paypal, o mediante tarjetas de crédito convencionales.

Mientras no se supere los 1000€ anuales de recarga, la tarjeta podrá seguir completamente anónima, no haciendo falta documentos de ninguna especie, o tampoco comprobantes de domicilio.

De funcionamiento sencillo, son aceptadas en todos los negocios que acepten las marcas Visa o MasterCard. Mientras haya crédito en la tarjeta puede usarse, y, tras el agotamiento del crédito, se la recarga. Así de simple.

A ejemplo de todas las demás tarjetas de Visa o de MasterCard, la tarjeta monedero recargable funciona igualmente en Internet, en las tiendas o en los cajeros automáticos, dónde se puede retirar dinero en efectivo.

De hecho, la gran novedad consiste en el hecho que tal tarjeta funciona sin que se abra cuenta en banco.

Desde la directiva del 2011 ya no es más necesario tener cuenta en banco para tener una tarjeta.

Las ventajas de la tarjeta de crédito prepago recargable son innumerables.

  • Sin embargo reciben los mismos parámetros de seguridad que las demás tarjetas convencionales: protección contra fraudes, robos o extravío de su tarjeta.
  • Un código PIN para proteger las retiradas en metálico.
  • ¡ojo! algunas tarjetas no tienen chip electrónico y deben por lo tanto ser evitadas.
  • No hay verificación de su situación bancaria
  • Ningún tipo de controle de sus gastos por sus familiares o su banquero en sus compras con tu tarjeta prepago.
  • Control total de sus gastos, solo gastas lo que depositaste. Es el fin de los cargos financieros.
  • Recarga en efectivo mediante los cupones vendidos en los estancos o mismo por giro postal (aceptado por ejemplo por Veritas)
  • Protección de sus dados bancarios personales.
  • Algunas tarjetas permiten que se transfiera dinero a otra tarjeta de la misma marca por precios irrisorios, aproveche, sale más barato que la Western Union.

Pesa a todo, la perfección y el paraíso probablemente no son de este mundo. las tarjetas monedero recargable tienen algunos inconvenientes, y son los siguientes:

  • Los gastos: mucha atención en este punto, algunas tarjetas monedero son aparentemente muy baratas y accesibles, sin embargo esconden gastos y comisiones inesperados para cada trámite, y a menudo tienen costes de inactividad.
  • Visto que una tarjeta de crédito prepago no es un banco, uno no recibe interés sobre sus depósitos.
  • Existe un tipo de medida poco conocido de la gente, y practicado por todas las tarjetas Visa y MasterCard, llamado retención de seguridad:

Los comerciantes pueden libremente elegir un suplemento para prevenirse contra las fraudes. Tratándose de una tarjeta de crédito, tal retención es tomada a su reserva de crédito. Tratándose de una tarjeta de crédito prepago, luego sin crédito, esta retención de seguridad es inmovilizada sobre el efectivo disponible.

Ojo por tanto con algunos comerciantes que abusan de este privilegio con pretexto de protegerse contra la fraude.

En un promedio la retención de seguridad puede variar de 10 a 15% a más de su compra. Algunos de nuestros visitantes nos han comunicado que algunas empresas de carreteras o gasolineras han pedido hasta 100€. En conclusión, si estás usando tu tarjeta de crédito prepago en peajes de carreteras o en gasolineras, mejor tener una tarjeta debidamente cargada, si no puede ser que se la rechacen.

¿Pero cómo funciona la tarjeta de crédito recargable?

La verdad que una tarjeta de crédito prepago funciona de manera bien sencilla, y puede resumirse en 3 etapas:

  1. Adquisición de la tarjeta recargable
  2. Activación de la tarjeta recargable
  3. Recarga de la tarjeta con los medios de pago que propone: efectivo, transferencia, depósito, cheques, tarjeta de crédito, cupones, Paypal…
  4. Uso de la tarjeta para tus compras en Internet, tiendas o retiradas en cajeros
  5. Cuando el crédito disponible se acerque de cero o mismo antes, recargar otra vez más

Caso por ejemplo tu tarjeta tenga un saldo de 200€ y compraste en un súper por 80€, se habrán quedado 120€ en tu tarjeta.

Para consultar nuestra clasificación de las mejores tarjetas de crédito recargable, pulse aquí:
 
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

one × five =