Noticias Tarjetas de crédito prepago

Tarjeta monedero – medio de pago ideal con o sin cuenta bancaria

Hasta el día de hoy ha sido necesario tener una cuenta en banco para pagar a crédito, y a menudo también para pagar de contado. Miles de razones distintas han justificado en el transcurrir de la historia que uno mantuviese su dinero en un banco, no entraremos en detalles ahora, pero por alguna razón un fenómeno ha marcado los años 1990 y después la primera década del siglo 21. El hecho que de más y más gente a sido relegada o aún no ha logrado salir del perfil de los subancarizados, o aún los rechazados del sistema bancario. Jóvenes en principio de carrera y con ingresos modestos, autónomos tratando de construirse, o gente a quienes la fortuna no les vino a pegar a la puerta, se han encontrado a menudo al margen del sistema, sin derecho a crédito. La verdad sea dicha, de tanto hablar con los banqueros y la gente de negocios, la impresión que sale es que su sueño dorado sería prestarle dinero a Bill Gates. Tratan por todos los medios de empujar créditos y préstamos a estos que no realmente los necesitan, mientras rehúsan ayudar estos que necesitan, por recelo de verlos tornarse morosos o incumplido con sus deudas.

Hoy en día una solución viable les fue pensada justamente por estos quienes no logran venderles sus servicios a causa de la intermediación de los bancos. Me explico: alguien que fue rechazado por los bancos no tendrá naturalmente tarjeta de crédito, o sea, un cliente de menos para MasterCard.

¿Y MasterCard con todo esto? no extenderán sus tentáculos y los servicios que ofrecen a los subancarizados por que los bancos no los quieren?

Grande error de los bancos, pues un público consumidor seguirá siendo un público consumidor, pese a los bancos. Y mismo sin los mismo recursos que los superbancarizados, sumados los unos a los demás suelen formar un verdadero nicho en el mercado.

Es sabido que también la gente de parcos recursos come, compra y consume. Más aún: son los que pagan en contado, en metálico y en efectivo. Como antiguo comerciante les puedo decir, si uno está en búsqueda de efectivo, véndeles a los pobres, a los que pasan, a los jóvenes, a los que trabajan.

Como suele con todos los gigantes, la unión entre los jóvenes emprendedores de las tecnologías aplicadas a las finanzas y de los visionarios, los llamados «millennials» trayendo ideas frescas a los «baby boomers» dispuestos en invertir en lo… ¡seguro!

Pues moroso no es sinónimo de deshonesto, sobretodo en un mundo en lo cual la mayoría de lo que circula no son monedas, sino créditos. Crédito es una linda palabra que reemplaza deuda, que es lo mismo pero no es igual. Moroso en la práctica alguien que obtuvo crédito. Pero si es sabido que el dueño de Zara administra una deuda equivalente a cada tienda Zara que ha abierto en el mundo y que la mitad de su capital es crédito, cuando uno no alcanzó ser el dueño de Zara, sino ser solamente «moroso», fue condenado a los miembros de un club que mejor vale conocer por nombre y colgarle la foto en la pared, que conocerlo de cerca. El club de la ASNEF. Con todo lo que debe, no encontrarás allí al dueño de Zara.

Así que luego de su lanzamiento, la tarjeta de crédito prepago de Visa y MasterCard, asociadas a las Fintech que las administran, tales como PCS, VERITAS o Paysafe entre otras, hacen tan bien su trabajo que ya no se destinan exclusivamente a los sin-cuenta.

Estas tarjetas que son verdaderos bancos de bolsillo, con credenciales y números de cuentas individuales sin agencia, verdaderas tarjetas No Bancarias, han devenido un plus verdadero igualmente para estos que no han tenido problemas en abrir debidamente sus cuentas bancarias.

Las razones que llevan uno a prescindir de cuenta bancaria, la verdad, son muy variables: desde precariedad o falta de empleo, a veces el hecho de vivir de favor y no poder emitir comprobante de residencia, o mismo el miedo que sus acreedores le confisque sus bienes….

A vosotros, les digo lo siguiente: hasta el techo límite de 2500€ / año para algunas tarjetas prepago, no hará falta ni comprobante de residencia ni tampoco comprobante de Identidad.

Esto significa que mientras tus ingresos no superen los 2500€ por año, tu tarjeta monedero te servirá de cuenta bancaria sin ningún tipo de justificativa. Inmigrantes sin papeles, gente de tránsito, extranjeros… jóvenes y autónomos en principio de carrera a quienes la vida económica aún no ha sonreído… Esto es para Uds.

Mas allá de este importe, la ley europea exige dos cosas: una DNI y un comprobante de residencia. No estoy seguro que los alemanes y franceses nos conozcan a nosotros… para mí que están bien lejos de nuestra manera de razonar – luego les diremos qui sí y que sí y encontraremos manera de hacer como nos gusta a nosotros. De mi abuelo en Toledo aprendí a tomar buen vino gratis y cobrar por la coca-cola… a compartir nuestros ricos panes, y a valorar la juventud. Y mirad lo que encontré: para límites un poco más substanciales, tanto como he alcanzado investigar, solo la tarjeta VERITAS ha aceptado una atestación de alojamiento en lugar de un comprobante domiciliar.

Pues esto es lo que nos pasa: a nosotros no nos gusta expulsar nuestros chicos y nuestras chicas de lo nuestro, así no más sin razón solo porque tienen 18 años de edad como los franceses y alemanes.

A nosotros nos gusta su compañía, y preferimos que las chicas se vallan cuando decidan, o para estudiar o para casarse… mientras tanto, estamos contentos en apoyarlos cuanto necesiten. Y cuando se van, se les queda el cariño y los buenos recuerdos. Seguimos ayudándolos mientras estudian, mismo del otro lado del país. Gracias a esto, en nuestra vejez no estamos solos, sino en familia, pues nuestros hijos ya no nos olvidan. Y esto, no se lo que les parece a los alemanes, pero una cosa puedo decir: Congratulo a VERITAS por reconocer que un joven español suele vivir con sus parientes, compartir un estudio con sus amigos… y ser productivo.

De hecho, una tarjeta de crédito prepago es un verdadero monedero electrónico que ofrece casi todos los servicios bancarios de un banco, y mismo alguien que estuviera listado en la RAI o la ASNEF podría obtener uno de estos.

Una de las cosas interesantes es que al comprarse dos tarjetas de una misma compañía, al menos de las tarjetas de gama superior, uno puede transferir gratuitamente dinero de una tarjeta a la otra. Así por ejemplo, un papá Toledano como lo mio podría enviar mensualmente dinero a su hija que estudia en Barcelona o en Madrid. Hemos intentado y funcionó, rápida y efectivamente, una verdadera alternativa al giro postal o a Western Union, que no morirán por falta de comisiones, les aseguro.

Además, seguro mi hermanita de Barcelona, que tenga mucho éxito, no podría superar los límites de lo que le dijo mi papá. Tratándose de tarjetas de prepago, uno ya no puede superar el importe que se le habrá otorgado desde el principio. Final de las «sorpresas» de final de mes de los papás…

Más aún, con esto se terminaron igual los riesgos de pirateo de datos bancarios. Los piratas electrónicos estarán siempre en búsqueda de nuevos e ingeniosos métodos de apropiación de los datos de una tarjeta de crédito convencional, de  manera a sustraerles lo que alcancen. Y mira, aún que alguien lograra piratear el número de una tarjeta de prepago, no iría muy lejos… Ya que no está vinculada a ninguna cuenta bancaria en el sentido estricto. Por lo más, tales tarjetas se cancelan como todas las demás.

Además, suele pasar a veces que uno no tiene ganas que cualquiera pueda poner sus manos en sus extractos bancarios, sobretodo cuando compró online o jugó al póquer o trató de conocer a su alma gemela en un sitio de encuentros. El primer a conocer todos tus movimientos, todas tus compras es tu banquero. Con una tarjeta de crédito prepago, uno está tranqui, puesto que su confidencialidad es la misma que si hubiera pagado a todos en efectivo. Final de cuentas, una tarjeta monedero congrega todas las ventajas del metálico, con la seguridad del plástico.

Como las tarjetas monedero suelen ser emitidas también por bancos, conviene conocerlas todas y analizar propiamente las diferencias que tiene las unas de las otras, los servicios que ofrecen, y las comisiones que piden por esto mismos servicios.

En nuestro sitio hicimos un comparativo exhaustivo sobre todas las tarjetas disponibles en el mercado Español. Sin embargo las más discretas son estas emitidas fuera de España.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

20 − six =