Noticias

Tarjeta de prepago recargable – ¿una solución contra la crisis bancaria?

No hace falta el sitio especializado ni un tweet confidencial o un mensaje de Facebook para comprender que la tarjeta de crédito prepago viene ocupando un lugar cada vez más grande en nuestra billetera.

Enero de 2011 fue el mes de lanzamiento de la mayoría de las ofertas de las tarjetas de crédito prepago. Los principales agentes económicos presentes, cono MasterCard, Visa y Oberthur entre tantos otros.

Si los bancos vienen mirando ya hace más de cinco años con negligencia las tarjetas monedero, desconsiderando el producto como una tempestad en un vaso de agua, la realidad hoy en día es bien distinta: la tarjeta prepago recargable está convirtiéndose en una revolución del paisaje económico y financiero.

Dándose cuenta que una clientela numerosa se les escapaba entre los dedos, han tratado desde entonces de multiplicar sus ofertas de tarjetas monedero en todas sus versiones: la Sabadell, laCaixa, la e-cash de Santánder, a parte de la tarjeta de los correos.

Vale un recordatorio explicando el principio de funcionamiento de una tarjeta de crédito prepago.

  • prescinde de bancos
  • prescinde de papeles y documentos
  • prescinde de cuentas
  • desvinculada de cuentas, tanto para depósitos como para pagos.

Una tarjeta de crédito prepago significa usar cualquier banco para recargar su tarjeta, pero sin depender de ningún banco en particular.

De hecho los bancos proponen casi todos sin excepción tarjetas monedero que podrán ser recargadas unicamente en sus agencias, dentro de sus redes. Tales tarjetas son «falsas tarjetas prepago» puesto que les faltan los principales atributos y calidades de las tarjetas de crédito prepago independientes.

Seamos bien claros en este aspecto. Las tarjetas monedero emitidas por los bancos no presentan ningún interés. Es como comprarse una tarjeta de teléfono móvil recargable pero estar obligado, para recargarla, a ir exclusivamente a las oficinas de Orange.

Una verdadera tarjeta de crédito prepago permite que uno deposite su dinero en una Visa o MasterCard sin depender de ningún banco, ni de los horarios de apertura de sus agencias.

Además, una verdadera tarjeta de crédito prepago entierra definitivamente los monederos electrónicos – los comerciantes ya aceptan Mastercard o Visa sin importe mínimo.

«bye bye» a todas las precondiciones de apertura de cuentas en banco y las checklist de requisitos para obtener una tarjeta… desde ya, bastan algunos clics para que uno reciba su tarjeta en donde él, en pocos días.

¡Vale! pero la liberación tiene sus ventajas y inconvenientes. Las tarjetas de crédito prepago recargable suelen ser muy distintas las unas de las otras. Algunos prestatarios se improvisan como vendedores de tarjetas de prepago sin ninguna experiencia previa, ni en finanza bancaria ni en medios de pago. Y además las tarjetas suelen ofrecer servicios muy distintos las unas de las otras.

Conviene detectar los aventureros😉

Consulte nuestra clasificación acá:
 
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

9 + 14 =