Noticias

Tarjeta de crédito prepago vs guerra contra el efectivo

Una guerra siniestra está en curso… y su objetivo es poner en cuestión nuestro derecho de detener efectivo, liquidez, dinero contante, al contado y en metálico. Los ataques lanzados contra el dinero en efectivo son el producto de un puñado de economistas, de banqueros centrales, del banco comercial y de políticos que les son conniventes. Un cinismo sin precedentes, ya que la recrudescencia de los atentados terroristas en el mundo y más particularmente en Europa les ha proporcionado el pretexto perfecto para que se límite el uso de efectivo en España. Nos acordaremos que en nuestro país tras el atentado de agosto se escondía igual el anonimato proporcionado a los portadores de tarjetas de crédito prepago.

Argumentos engañosos para limitar el uso del efectivo

En España, los enemigos del contante intentaron aprobar una ley en el 2012 que visaba limitar el uso de efectivo, pasando de 3000 a 1000€. Tal proyecto de ley fue rechazado. Luego, ocurrieron los atentados en Francia y en Bélgica y el Estado ha utilizado inmediatamente estos eventos para obtener el límite máximo de 1000€… y de esta vez la ley pasó ¿Por que razón? Por que estos abogados que son entusiastas de la sociedad sin metálico han afirmado con un ar serio y severo que tales atentados han sido parcialmente  financiados usando liquidez. Los terroristas usaron contante para comprar cosas que necesitaban.

No dudamos de esto, pero se trata de un argumento raro, razonando por el absurdo. ¿Los asesinos usaban probablemente zapatos y pantalones? ¡usaran igual teléfonos móviles y autos cuando planearon sus planes macabros!… Sin embargo, nadie pensaría en prohibir tales cosas. Un terrorista desnudo y descalzo es sin duda menos letal que uno vestido y equipado. Hum.

Empero por favor, si no estáis de acuerdo, no entremos en argumentaciones ahora, no vale la pena la discutir sobre esto. Sin embargo, la verdadera razón es que los gobiernos detestan el dinero líquido. Para probarlo, informaos sobre las últimas medidas aprobadas contra el efectivo… un fenómeno que no tiene nada de nuevo, pues el efectivo proporciona compras con toda confidencialidad. Para los bancos se trata incluso de una cuestión de sobrevivida: en caso de pánico bancario o de crisis financiera los detenedores de metálico podrán alertar de su falta de confianza en el sistema financiero y provocar un ‘bank run’, retirando su plata del sistema.

A camino de la sociedad sin metálico

A lo largo de los últimos 12 meses, han sido aprobadas leyes que restringen al mínimo el uso de efectivo. Notad el desaparecimiento de los grandes billetes como el de 500€ por ejemplo, y el techo máximo para pago en efectivo… Además los grandes cambios tecnológicos reducen considerablemente el cuesto de las transacciones electrónicas, tornando el metálico menos atractivo en comparación.

Entre todas las medidas tomadas en nombre del progreso tecnológico, algunas más sutiles harán que un Euro en el banco no valdrá más lo mismo que un Euro en vuestro bolsillo.

La tarjeta de crédito prepago es un mal menor aunque no permita más el beneficio del anonimato y la confidencialidad que sigue. La tarjeta de crédito prepago funciona sobre el principio de la interrogación sistemática de la posición de la cuenta en banco antes de toda compra. Ella permite mejor controlar sus gastos evitando calentar su tarjeta bancaria. Asimismo, la mayoría de la gente que usa tarjeta de crédito prepago limita sus importes disponibles… una ventaja para despreciable cuando se sabe que la garantía de 100000€ en una cuenta ya no es de actualidad…

Pulse acá para nuestro comparador de tarjetas de prepago

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

four × three =