Noticias

Tarjeta de crédito prepago – un mercado joven en movimiento

Sin embargo, una tarjeta de crédito prepago tiene dos funciones principales:

  • transformar lo metálico y efectivo en una tarjeta de crédito sin pasar por un banco
  • Permitir a todos que tengan tarjetas de pago VIP, privilegiando la discreción o mismo el anonimato.

Diferentemente que en Inglaterra o Alemania, las ventas de la tarjeta de crédito recargable sigue débil en España (menos de 500.000 tarjetas de prepago circulan en España).

Esta situación es frustrante para las estrategias de las empresas que han invertido pesadamente en este sector. Después que las tarjetas Minus, Jumbo y Aces Club hayan tirado la toalla, algunos rumores ya vienen anticipando la venta de Creacard (tarjeta PCS), pero desmentidos formalmente por la empresa que nos contestó por correo electrónico.

Hoy en día el mercado de la tarjeta de crédito prepago en España no tiene lider verdadero, sino algunos agentes principales, tales como PCS, Neteller, Neocash, Transcash, y VERITAS, que dispone de un avance considerable para responder a la demanda.

Además la llegada de la tarjeta Pocketpay podría ser un golpe duro a los prestatarios que han apostado todo en la venta en los estancos.

Cada intermediario busca su lugar en un mercado de fuerte concentración.

Sin embargo, en los últimos 3 años, el mercado de la tarjeta de crédito prepago ha conocido innumerables cambios.

En 2011, Wisecard tragó a NBS, antes que Transact Network fuera absorbido por Bancorp el año pasado. La guerra de los emisores terminó rápidamente. Cada marca tendrá que elegir su camino de esta vez.

  • PCS, Transcash, Neocash, PocketPay se orientan hacia el mass market por la venta en los estancos.
  • Neteller, Ecocard se orientan hacia los jugadores, vendiendo casi exclusivamente por Internet
  • VERITAS y T24black buscan la clientela de alta gama, vendiendo también unicamente por internet.

Recargar su tarjeta con efectivo. La recarga en los estancos es una ventaja, puesto que permite transformar el metálico en plástico sin pasar por un banco.

Con esto ya se prevé el final de las horas de apertura restrictivas, de los formularios a llenar o de las colas en las agencias bancarias.

Basta entrar en un estanco y comprarse un cupón de recarga para acreditar su tarjeta prepago Visa o MasterCard.

Algunos cupones como Ticket surf, Neosurf, Ukash o Paysafe abren despacito sus redes a terceros para reforzar su posición, pese a que otros agentes como PCS o Transcash asumen el riesgo y apuestan en el circuito cerrado.

No obstante estas decisiones de marketing, en un sentido o en otro, tienen por objetivo incrementar las ventas:

En cuanto a las marcas de tarjetas vendidas en los estancos, sería digno de apuesta creer que los estoques de tarjetas serán vendidos a los mayoristas que provén los estancos con precios reducidos.

En cuanto a las marcas vendidas online, las ventas cruzadas y las devoluciones se multiplican, pero ofuscan la imagen de un producto que la clientela no alcanza a comprender completamente.

Añádele a esto las operaciones de marketing poco pertinentes y confundidas a menudo por el público como simple publicidad de Visa o MasterCard.

Nos acordamos bien dígase de paso, del lanzamiento de una tarjeta en un hotel 5 estrellas, bien lejos de las preocupaciones de la clientela de renta modesta, a la cual se destina esta tarjeta.

Esperamos en el 2018 ver los agentes presentes unir sus fuerzas y proponer ofertas pertinentes pudiendo rivalizar con las tarjetas de crédito prepago de EEUU, que, por falta de liderazgo, terminarán desembarcando en España.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *