Mejor banco para autónomos - cuenta para autónomos Noticias

Tarjeta de crédito prepago – ¡un banco sin banco!

Hoy en día, especialmente en los últimos años, se ha desarrollado un grande número de medios de pago, entre los cuales la gente puede elegir para sus trámites cotidianos. La tarjeta de crédito prepago  o el monedero electrónico es uno de los más ingeniosos de estos medios de pago.

Trátase sin embargo de una innovación increíble. Semejante o al menos inspirado en la tarjeta de débito y en manera de funcionar, la tarjeta de crédito prepago por su lado opera sin cuenta bancaria. Una manera segura de transportar su efectivo y una alternativa a la liquidez, la tarjeta monedero permite que se lleve una grande cantidad de capital de manera segura.

Su manera de funcionar es brillantemente sencilla, pudiendo ser comprada por el web o en estancos según el tipo y la calidad de los servicios que se espera de ella. De hecho esta tarjeta funciona y es aceptada en todas las partes exactamente como una tarjeta de crédito o de débito, teniendo estrictamente las mismas características.

La grande diferencia es que en vez de vincularse a una cuenta bancaria como la tarjeta de débito o a una línea de crédito, como la tarjeta de crédito, la tarjeta monedero opera con un importe previamente cargado, o sea, un crédito prepago.

Esta tarjeta deja de funcionar tan luego sus fondos se agoten, hasta que se la recargue. Además estas tarjetas ofrecen funcionalidades adicionales muy interesantes, las cuales existen apenas para estas tarjetas. Las tarjetas monedero integran a menudo una función de buzón de correo por SMS o acceso online, permitiendo a su titular que controle sus gastos y consulte sus extractos cuando necesite o desee.

Lo más interesante de todo es su grande fiabilidad y su capacidad de operar de manera totalmente desvinculada de cualquier institución bancaria, pero al mismo tiempo ofreciendo funciones bancarias tales como depósitos, transferencias, domiciliación de cuentas o de nómina y todos los servicios que la gente más necesita en su día a día… sin banco.

Visto que no se trata de un banco y que no involucra crédito propiamente dicho, sino apenas la suma de dinero que se le ha depositado previamente, no existe el riesgo que uno se encuentre en descubierto o que supere un límite de crédito con intereses y tasas prohibitivas.

Como de hecho estas tarjetas monederos funcionan como verdaderas tarjetas de crédito VIP (pero sin crédito propiamente dicho), suelen ser usadas a menudo para compras online incluso en tiendas internacionales – sin preocuparse de la estafa cibernética, ya que, de hecho, esta tarjeta no está de ninguna manera vinculada a los datos personales o la cuenta bancaria de sus titulares.

Además estas tarjetas según el tipo, sobretodo las de gama superior que,  pasmen, no son más caras que las demás, ofrecen datos bancarios que las transforman en una cuenta no bancaria. O sea, uno puede comunicar los datos de su tarjeta para recibir pagos, comisiones, mesadas, o mismo su nómina… Sin pasar por un banco.

Trátase lo más de las veces de datos internacionales, ya que el banco de España todavía no se dio cuenta que estamos atrasados en relación a los Ingleses y Alemanes, pero son datos Europeos, un IBAN (en español CIB, Certificado de Identificación Bancaria) que funciona perfectamente como una cuenta corriente de cualquier país de Europa.

Lo mejor si uno por cualquier razón del mundo no logra abrir su cuenta corriente, es adquirir una tarjeta prepago con BIC personalizable, en su nombre o en nombre de su negocio, de su actividad, como «jardines lindos», «muebles avantgarde» o «mecánico buen coche». Cuenta profesional, no bancaria para autónomos en principio de carrera a quienes por estulticia los bancos rechazaron.

Algunos operadores incluso permiten y fomentan transferencias de capitales entre dos tarjetas monedero de una misma compañía sin comisiones. Perfecto para tu hija que se fue de viaje a México o Argentina y a quien falta algunos euros para quedarse en un mejor albergue o tomar un mejor mate.

Los extranjeros y expatriados de pasaje ya pueden contar con una cuenta no bancaria funcional para todas sus necesidades. Olvídate de tu agencia, de sus horarios de apertura y de las colas interminables. Esta cuenta no bancaria te sigue donde vayas, está disponible en tu bolsillo. Dónde estés, tu actividad tiene un nombre, un número de cuenta. Pagas, cobras, transfieres, depositas, domicilias y retiras… compras y tramitas sin prestar cuentas a quien sea.

Recibir su nómina y domiciliar sus cuentas, su alquiler, sin banco. Esta es una tarjeta de crédito prepago. Aún más discreta que un banco.

Las tarjetas de crédito prepago suelen ser muy distintas las unas de las otras y ofrecer servicios variados y también cobrar comisiones muy distintas.

 
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

four + eighteen =