Noticias

Tarjeta de crédito prepago y atención al cliente

La tarjeta de crédito prepago, estos monederos electrónicos que uno puede recargar con dinero en efectivo, transformando su metálico en plástico, para luego reconvertirlo en metálico cuando le haga falta, ya no necesita bancos y su usuario está dispensado de de abrir cuenta.

Esto significa que una tarjeta de crédito prepago hoy en día suele proporcionar la mayoría de los servicios bancarios básicos importantes, sin que su usuario tenga cuenta en banco. Una tarjeta monedero permite transferencias, depósito pagos y mismo retiradas en efectivo de los cajeros automáticas, y, según el tipo de tarjeta, provee coordenadas bancarias, un número de cuenta que funciona como cualquier cuenta convencional en banco, pero sin cuenta.

Lo único es que una tarjeta de crédito prepago, como su nombre lo indica, no es propiamente una tarjeta de crédito ya que no ofrece crédito, sino funciona con un importe de capital que se le haya depositado previamente.

¿y cómo depositarle dinero sin banco? sencillo: uno compra tickets de recarga en cualquier parte, en estancos, kioskos o gasolineras… Estos tickets o cupones suelen llamarse Neosurf, Paysafe, PCS, Ucash… y cobran comisiones variables, desde 10% del importe para transcash hasta 4% para los neocode. Pero no te espantes con los números, puesto que los bancos también cobran comisiones por cada operación que efectúas, incluso cuando retiras tu dinero de tu cuenta.

Cuando elijas un monedero electrónico, mejor optes por uno que acepte distintos tipos de cupones , ya que algunos suelen recargarse unicamente con los cupones de sus proprias marcas, como PCS o Transcash.

Hasta donde alcanzamos averiguar, solamente las tarjetas prepago de Neteller o la de gama superior VERITAS operan con diferentes tipos de cupones.

Lo que sí, y esto conviene que uno nunca se lo olvide, es que ni todas estas compañías ofrecen las mismas calidades de atención al cliente. Lamentablemente, por razones económicas muchas operadoras están muy lejos de lo que se espera de una compañía que ofrece recursos y servicios financieros.

Algunas empresas alardean servicios telefónicos 24h al día, 7 días por 7, a veces con lindas y atractivas voces de doncellas de acento inglés, (que, a mi en todo caso, me hicieron acordar de Jeanette, a quien yo, de chico, quería… tras haber visto ‘cría cuervos’ – ¡busca la foto de Jeanette hoy y te sorprenderás!) pero que no saben contestarte lo más básico y dice que tu pedido fue anotado y cuidarán de ello en los próximos días…

Lo que pasa, y suele pasar a menudo, que la atención al cliente está localizada en islas del otro lado del mundo, imposible explicarle a la Jeanette mí problema en español, mientras, ella, contesta llamadas simultáneamente, para clientes de aspiradores de polvo y otros de gafas chinas. Demoras en contestar, respuestas evasivas y estándar… Creo que la Jeanette no me quiere más como yo la quería.

En mi familia corre un dicho: «mientras todo va bien, todos son sabios». Conviene alejarse de las empresas que no ayudan en caso de problemas.

Ahí entramos nosotros en el escenario. Hicimos un test largo y abarcador, llamando la atención al cliente de varias operadoras de tarjetas de prepago, planteando problemas para recargar y problemas de conexión a nuestra cuenta.

Dos operadoras de tarjetas de crédito prepago apenas fueron capaces de traer soluciones a nuestros problemas en menos de 48h: Neteller y VERITAS.

Y para mi grande desesperación Jeanette no trabaja en ninguna de las dos. En todo caso y chistes a parte, hemos preferido no divulgar las demoras en contestar ni los nombres de las empresas. Sepa en todo caso que algunos me han hecho aguardar 20 minutos al teléfono, mientras otras nos enviaron respuestas por email en 17 días tras nuestra comunicación.

En todo caso esto demuestra que cuando las demoras pasen las 72 horas, es tiempo de cambiar de tarjeta de prepago.

Además las tarjetas de crédito prepago suelen ofrecer servicios muy distintos los unos de los otros, conviene compararlos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × one =