Cuenta corriente sin comisiones - cuenta bancaria sin comisiones Noticias

Tarjeta de crédito gratuita ¿promesa o farol?

La tarjeta gratuita, una promesa que ha encontrado su lugar

Bajo la presión de los agentes de las Fintech con su modelo económico basado en la gratuidad de un lado así como los agentes del nuevo banco, como Veritas, Viabuy y BBVA que ofrecen cuentas bancarias sin banco, mejor dicho,  cuenta no bancaria, no se les quedó a los bancos clásicos otro opción que repensar sus ofertas.

Este es evidentemente el caso para la tarjeta de crédito que es el medio de pago preferido de los Españoles y por ello los bancos son cada vez más numerosos en proponer tarjetas gratuitas, sobretodo en paralelo a la banca en línea.

De hecho, ya hemos perdido la cuenta de las campañas publicitarias de los gigantes de la banca online como el Wizink bank promoviendo alguna tarjeta gratuita incluso de gama superior como la Visa Premier, la Gold MasterCard.

La ING directo ofrece una tarjeta gratuita Visa Premier a todos que abren su cuenta con ellos, pero (siempre hay un pero) siempre y cuando confirman ingresos de 750 Euros mensuales. Es decir que los bancos convencionales han adoptado la obligación de depósitos mínimos como modelo económico para la tarjeta de crédito llamada gratuita.

La tarjeta de gama superior para la banca online

Aunque limitadas a condiciones de ingresos mínimos, estas tarjetas de crédito de gama superior proporcionan a sus usuarios economías substanciales. De hecho, uno tiene que gastar de 100 a 150€ en un banco convencional español para obtener este valioso sésamo. Las tarjetas de crédito estándar como la Mastercard o la Visa Clásico cuestan todavía un promedio de 50 € al año.  La tendencia de ahora está lanzada, y los bancos tienden a ofrecer cada vez más tarjetas gratuitas a sus clientes, siempre y cuando mantengan el flujo mínimo de rendimiento.

De esta manera, las condiciones de ingreso para obtener una tarjeta bancaria clásica se acercan de los 1500€ o se pide la apertura de una cuenta de ahorro de 5000€ – y para una tarjeta de gama superior como la Gold Mastercard, uno tendrá que asegurar 2300€ de rendimiento mensual  o 15000€ de ahorro. Para las tarjetas como la Platinum MasterCard, 4000€ mensuales o 50000€ de capital.

Los grandes bancos hesitan en ofrecer tarjetas gratuitas.

El caso de Santander es revelador, ya que en su red clásica es prácticamente imposible obtener una tarjeta de crédito gratuita – mientras que en su banca online la tarjeta gratuita reina. Lo mismo con relación a laCaixa que tiene una visión muy particular de la gratuidad.

De hecho el banco Santander desarrolló un programa de fidelidad que ofrece la gratuidad como recompensa. Tratase de acumular puntos y obtener descuentos en la Iberia, o adquirir acciones del banco según el uso de la tarjeta. La BBVA ofrece la tarjeta gratis a estos clientes que domicilien sus cuentas (y sus nóminas) en el banco.

Si los consumidores españoles son sensibles a estas promesas de gratuidad de su tarjeta bancaria, tienen igual y proporcional alergia a cobros sorpresa y gastos inesperados en sus tarjetas. Las Fintech han comprendido esto desde el principio proponiendo un sistema basado en la gratuidad de este servicio básico. Las Fintech sin embargo son remuneradas por las actividades de la tarjeta. ¡ojo! las tarjetas de cuentas no bancarias no son todas equivalentes.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *