Invertir dinero online con seguridad Noticias

Solución contra estafas – la tarjeta de crédito prepago

La conclusión es la siguiente, lo repetimos y seguiremos repitiendo. La mejor solución para la evitar la estafa por Internet, más allá de todos los consejos que ya hemos publicado en este sitio, es equiparse de una buena tarjeta monedero, estas tarjetas de crédito prepago.

Primeramente, una tarjeta monedero estará siempre desvinculada de tu cuenta bancaria, provisto que no compres una tarjeta en tu banco. Sin embargo un monedero electrónico es un medio eficiente y confiable de transformar metálico en plástico, y plástico en metálico.

Si bien sea posible comprar tarjetas prepago en estancos por precios bastante razonables, lo mejor aún es equiparse de una tarjeta de mejor calidad vendida por internet, y operada por MasterCard o Visa, pero mejor MasterCard – la diferencia entre las dos siendo esencialmente las gamas de servicios que ofrecen.

Las tarjetas de crédito prepago de gama superior cuestan poco, sobretodo estas que no tienen gastos mensuales ni cuotas de inactividad, y, sobretodo, estas que ofrecen datos bancarios internacionales, en ingles IBAN y BIC, en Español CIB, Certificado de Identificación Bancaria o simplemente datos bancarios. Estas tarjetas se llaman tarjetas de crédito por operar con un abono previamente depositado, ‘un crédito’, y por ser prepago, pudiendo operar solamente en los límites de este importe. Son también cuentas no bancarias, por tornar posibles la mayoría de los trámites bancarios corrientes, tales como depósitos, transferencias, retiradas, domiciliación y nómina, y todo ello sin necesitar de un banco. Funcionan como efectivo, pues dependen del importe que se les recarga por anticipación y no ofrecen créditos, o sea no imponen tasas de intereses, ni débito, o sea, no están vinculadas a tu cuenta en banco convencional. Al mismo tiempo, por ser tarjetas de crédito, funcionan como una tarjeta de crédito, o sea tienen todas su funcionalidades, sus sistemas de seguridad, pueden ser usadas online o en tiendas, nacional o exterior… Son verdaderas tarjetas de efectivo, o como dije,

reúnen todas las ventajas y seguridad de las tarjetas, y mantienen la discreción y la funcionalidad del efectivo. Trátase de la mejor manera de convertir metálico en plástico y plástico en metálico.

Algunas tarjetas suelen, pese a todo, ser muy restrictivas y aceptar recargas solamente a partir de su propio sistema, esto suele pasar a menudo con las tarjetas proveídas por los Bancos, tales como Sabadell, e-cash, laCaixa, etc…

Las tarjetas independientes y de grandes marcas aceptan recargas de múltiplas proveniencias, tales como de otras tarjetas, por banco, en efectivo o diversos cupones de recarga que se adquieren en estancos, kioskos, gran almacén o mismo gasolineras.

La tarjeta VERITAS por ejemplo ofrece todas estas características – no tiene encargos mensuales o tampoco tasas de inactividad, suele ser recargada de todas las maneras posibles, por transferencias o en efectivo y ofrece una cuenta no bancaria.

La tarjeta de crédito prepago tiene igualmente un rol social de protección para todos, pues se trata de la manera más segura de protegerse de la estafa por Internet,  sobretodo en esta época de ataques impiadosos a la tarjeta.

De hecho, una buena tarjeta de crédito prepago es un verdadero monedero electrónico seguro desvinculada de tu cuenta bancaria, lo que significa que nadie tendrá los medios, siquiera por accidente de debitarte lo que sea de tu cuenta.

A los piratas no les gusta las tarjetas de crédito prepago pues lo más de las veces, son recargadas unicamente con el importe destinado a una compra específica, y aún que lograran apropiarse de su número, no les tendría utilidad.

El robo de una tarjeta de débito da acceso a una cuenta con todos lo que contiene. El robo de una tarjeta de crédito suele dar acceso al crédito reservado a su dueño. Sin embargo, el robo de los datos de una tarjeta de crédito prepago equivale a un hurto de gallinas, y, pese a todos, aún suele cancelarse antes que se lo pueda usar, así como las demás tarjetas.

Esto es lo que explica que a medio plazo, la tarjeta monedero se desarrolló en EEUU, Inglaterra y Alemania y ha devenido la referencia para pagos en línea. A largo plazo, deberíamos ver el mismo fenómeno en España.

Nuestro último consejo de amigos en este artículo: las tarjetas monedero de crédito prepago suelen ser muy distintas las unas de las otras, sobretodo en cuanto a los servicios que ofrecen. Conviene conocerlas y averiguar cual les será la más conveniente.

 
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five + seven =