Noticias

Mirada en los números de la fraude en los pagos en línea

Los números de la fraude

llegamos al punto en que ya no se puede más despreciar el nivel de seguridad provisto por las tarjetas bancarias para pagos en línea, así como confirmado por la relación del observatorio de la seguridad de las tarjetas bancarias.

Estos números relacionados al año de 2015 atestan una baja significativa de la fraude en los pagos realizados con tarjetas de crédito, los pagos a distancia y en Internet. En España incluso, que pese a todo no está entre los países en que más se efectúa pagos en línea como Francia y Inglaterra, úsase considerablemente la tarjeta de crédito para compras y pagos en línea, y es uno de los países en que más se usa la tarjeta bancaria como forma de pago.

La eficiencia de los medios de protección a los pagos por tarjeta de crédito

De esta manera, los pagos realizados en los puntos de venta, en cajeros o aún pagos sin contacto directo son hoy en día la manera la más segura de operar.

Este tipo de pago representa algo como la mitad de todos los pagos realizados en España.

Lo que sorprende es que el pago sin contacto presenta una tasa de fraude extremadamente baja, de 0,009% y solo contribuye con 15,4% del total de la fraude en los pagos en general, a distancia y sin contacto.

Contrariamente a la idea concebida, los retiros en cajeros automáticos presentan igualmente una tasa baja de fraude. El 0,033% de las transacciones en un importe inferior a 40 millones de Euros en el 2015, y una baja de 1,5 millón en relación al año anterior. No obstante, a pesar de los progresos, el porcentaje de fraudes en los pagos a distancia es 20 veces superior a lo de los pagos sin contacto.

Las transacciones en el exterior están menos protegidas

Los pagos más vulnerables a la fraude son los medios más convencionales, tales como por correo, teléfono o mismo por Internet. Aunque se reduzcan al 20% de las transacciones en España, estos modos de pagos cuentan como que por el 67% del importe total de la fraude.

El importe total estimado en 2015 fue del orden de 150 millones de Euros de los cuales 145,3 millones de Euros efectuados vía pagos fraudulentos por el web. Las fraudes constatadas para pagos a distancia se pasan en un escenario bien conocido nuestro, lo de la usurpación del número de la tarjeta bancaria.

La mayoría de estas fraudes fue perpetrada en tarjetas extraviadas o robadas en el plazo durante lo cual su dueño no se haya ubicado o no haya alcanzado cancelarla. Los españoles en desplazamiento en el extranjero parecen estar más expuestos a este tipo de fraude. Quizá por falta de medios de pago más protegidos, ellos son las 117500 víctimas de fraudes, 84500 por altercación o falsificación de las tarjetas. Una razón más para que se mantenga siempre el ojo abierto durante sus huelgas en el extranjero y que se considere la adquisición de una tarjeta de prepago.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 × 1 =