Noticias

Los estancos de tabaco andan ofreciendo la apertura de cuentas en banco

¿Y que les pasa a los estancos de tabaco versión 2020? ¿uno ya puede abrir su cuenta bancaria internacional así como cuando se compra una caja de cerillas?

Una cuenta empresarial con posibilidad de atribuirle tu nómina, hacer transferencias internacionales, personalizada con el nombre de tu actividad y certificado de información bancaria europea o española… aún siendo insolvente o moroso, sin depósito inicial, sin justificar sus gastos o sus ganancias… o mismo sin tener ganancias.

Nos es un chiste, sino la versión 2020 de los estancos. De hecho es lo que se vende y hasta el día de hoy en España, no se le ha dado un nombre oficial. Tarjeta monedero, tarjeta de prepago, tarjeta de crédito prepago – en la práctica hay de todo, de las tarjetas de gama inferior, que de verdad no son más que un monedero electrónico, las medianas, con las cuáles se puede comprar por internet en anonimato o regalar y remeter dinero con sus familiares – y las de gama superior, que son verdaderas cuentas en banco, sin límite de dinero, con número BIC, o sea, datos de cuenta bancaria que funcionan como una cuenta convencional, la cual debe estar en su nombre particular o en nombre de tu empresa o tu actividad como autónomo. En relieve, como conviene a las tarjetas premium de cualquier compañía y capaces de hacer todo lo que hacen tales tarjeta y un poco más – estas bellezas de la Fintech están limitadas apenas al dinero que se les depositó. Lo demás, como una cuenta especial en tu bolsillo.

Estas tarjetas tienen la ventaja, no siendo tarjetas de crédito en el sentido proprio de la palabra, sino tarjetas prepagadas – de no incurrir jamás en especulación o rebasamiento de presupuesto, sin cuentas a prestar, sin comisiones exorbitantes.

Como tales, las tarjetas de crédito prepago son así, pagadas por adelantado, cualquiera puede adquirirla. Jóvenes, jubilados, insolventes, morosos, extranjeros, autónomos, hombres de negocios, jugadores de póquer en búsqueda de discreción… Estas tarjetas permiten usar su capital así como se usa el efectivo, en total discreción y privacidad sin dejar rastros. Ofrecen al mismo tiempo todas las funcionalidades de una tarjeta de crédito convencional: comprar online, transferir dinero hacia otras cuentas, incluso hacia otras tarjetas, retirar efectivo en los cajeros. Tiene las ventajas de los medios de pago más arrojados y modernos, manteniendo la discreción y la funcionalidad del buen y viejo metálico.

Para que se comprenda bien su manera de funcionar, tomaremos como ejemplo la tarjeta Veritas, la tarjeta de crédito prepago que ocupa el primer lugar en nuestra clasificación de las tarjetas monedero.

Se trata del ejemplo de una tarjeta de gama superior que reúne el máximo de opciones posibles.

De hecho, esta tarjeta ofrece acceso a simplemente todas las operaciones de los bancos: retirada de efectivo en los cajeros, recibir su nómina (salarios, rentas…) emitir transferencias nacionales e internacionales, pagar con tarjeta a todos los comercios en línea y en tiendas, depositarle efectivo (mediante la compra de cupones en los estancos/kioskos).

Además, diferentemente que para los bancos, no hará falta que presenten sus documentos de identidad o justificantes de domicilio, dentro de un límite de 2500€ – léase que solo la tarjeta Veritas permite llegar a este límite sin ningún documento. A partir de 2500€ uno ya tendrá que proveer una copia de un DNI o pasaporte y un justificante de domicilio que podrá enviar por correo electrónico.

Recargar tu tarjeta:

Uno puede recibir su salario, una comisión o recibir el reembolso de un préstamo que hizo a su amigo. Su tarjeta se alimenta como una cuenta corriente, por transferencia, por pago con tarjeta de crédito o de débito, con efectivo.

La recarga en efectivo suele ser más o menos sencilla según el tipo de tarjeta. Sin embargo, determinadas tarjetas aceptan tan solo sus proprios cupones de recarga. Por esta razón privilegiamos a Veritas, que presenta como opciones de depósito en efectivo o por giro postal, o aún con los cupones Neosurf, Ucash o Neocode, disponibles en más de 300000 estancos y otros revendedores en toda Europa o Norte de África.

¿Cómo utilizar su tarjeta?

Así como en una cuenta corriente, uno puede pagar sus cuentas por simple transferencia.

Mejor aún, la transferencia de dinero es posible con un simple clic, y es instantáneo entre tarjetas. Ya no hace falta esperar la apertura de las oficinas de Western Union para disponer de su dinero.

En pocas palabras, la tarjeta de crédito prepago es una verdadera revolución en el mundo de las finanzas. Democratizando el acceso a servicios hasta ahora reservados a los que tenían cuentas empresariales, las tarjetas de crédito prepago incluyeron a los subancarizados, extranjeros y jóvenes al nivel  de los servicios ofrecidos a empresarios, dándoles las herramientas para equipararse y construir sus negocios, sus carreras, sus vidas.

¡Bienvenidos al estanco del 2020!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

17 + 14 =