Noticias

La tarjeta de prepago podrá reemplazar los cheques

Una relación aún difícil de leer, o aún más de comprender es la relación Pauget-Constans que propone soluciones para reducir el número de cheques. En la práctica, como matar el cheque gratuito.

Esta relación trata sobretodo del conflicto creciente entre el dinosaurio de los medios de pago y los nuevos medios.

¿Mas por qué tanto odio al cheque? Si nuestras abuelitas aún lo usan, ¿por qué abolirlo? Además, en el comercio resulta bastante práctico. Lo mismo para los alquileres, 12 cheques adelantados y, si es buena onda, ¡otro año sin verlo! ¿entonces hombre, por favor, por qué tanto rechazo al buen y viejo cheque?

Lo que pasa, amigo, es que el cheque es gratis y los bancos vienen perdiendo las ganas de hacer regalos. Son duros los tiempos de la crisis para los banqueros y es venido para ellos el tiempo de ahorrar y cobrar por todos los servicios.

El nacimiento de los productos relacionados a las tarjetas de prepago viene cambiando las reglas del juego en el medio. De hecho, algunas tarjetas bancarias recargables como Neteller, Neocash o Veritas Mastercard permiten recibir y enviar dinero a terceros en toda parte del mundo, y sin apertura de cuentas bancarias.

Ya no hace falta tratar de convencer un banquero friolento que no se interesa más que en tus depósitos para tratar de obtener una tarjeta bancaria apenas más fea que uno de los cuadros de la casa de mi abuelita. Las tarjetas de crédito prepago ofrecen a miles de estudiantes, morosos, jugadores de póquer, hombres de negocio, autónomos en principio de carrera, y a todo sr fulano de tener una tarjeta bancaria de primera categoría sin los inconvenientes de una cuenta en banco y de pagar los gastos de funcionamiento.

En este punto, en cuanto a los gastos de funcionamiento, un pequeño inconveniente con las tarjetas que se venden en los estancos. Muy prácticas cuando uno tiene un deseo súbito por una Mastercard, aunque que no se conozca casos de compradores compulsivos de tarjetas. 🙂

Consulte nuestro comparativo en lo cual descubrirás que todas estas tarjetas vendidas en los estancos tienen gastos mensuales o de inactividad –

y si no eres un consumidor compulsivo de tarjetas que puede esperar algunos días, conviene darle prioridad al pedido de una tarjeta bancaria prepago en internet y en general la recibirás en lo tuyo en un promedio de 10 días, con tu nombre si se trata de una tarjeta personalizable.

Con esta relación de Pauget-Constans sobre el porvenir de los medios de pago en Europa, sería una sorpresa que el lobby bancario no gane esta causa y que el cheque gratuito esté, lamentablemente, con sus días contados.

Ya se puede prever comités de soporte al cheque gratuito, pero sin lograr cambiar lo que sea, los bancos están bien decididos a cobrar por los cheques. Por lo tanto, mejor que luchar es adelantarse y adquirir una tarjeta de prepago recargable que opera en un circuito a parte de lo de los bancos. Estas tarjetas, después de compradas, se hacen siempre más baratas.

Visa y Mastercard, tras haber vencido una batalla luego del abandono del proyecto Monnet (creación de una marca de tarjeta Europea) pueden ponerse a espera desde ya, gracias a la tarjeta de crédito prepago, de levantar los clientes decepcionados por un cheque… dentro de poco, pago.

Las tarjetas de prepago disponibles en España acá:
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

15 − six =