Noticias Tarjetas de crédito prepago

Ignorancia generalizada sobre las tarjetas de prepago

Tras las declaraciones del director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez de enero de este año, en cuanto a una voluntad de encuadrar mejor las tarjetas de crédito prepago, hemos visto florecer una serie de artículos sobre el tema revelando una falta crónica de conocimientos de la parte de muchas redacciones, y, por lo tanto sus lectores.

La tarjeta de crédito prepago es un producto estrictamente encuadrado por las directivas europeas en cuanto a los medios de pago electrónicos, como también por la implementación de medidas anti fraude, anti blanqueo y anti terrorismo de las redes de las tarjetas (Visa, MasterCard, Amex), por los emisores de las tarjetas (Wirecard, Bank Raphael, Prepaid Financial Services) así como por las marcas propiamente dichas, (VERITAS, PCS, Neocash, Nickel, Skrill,…)

Es posible que ocurran errores, pero la interpretación distorsionada de los propósitos del ministro por la casi totalidad de la prensa española es el reflejo de su falta de conocimiento y desinformación sobre el producto en si. En EEUU circulan algo como 100 millones de tarjetas de crédito prepago, en Inglaterra una decena de millones, y muchos millones en Alemania – estos países deben miran con consternación la falta de conocimiento de los españoles en el tema.

Cuestionar una tarjeta monedero que fue utilizada con algunas centenas de euros para pagar una habitación en un hotel mediante airbnb y deducir que se tratan de herramientas logísticas del terrorismo es un atajo un poco precipitado y me parece increíble que tan pocos periodistas pusieron en cuestión esta deducción simplista y falsa. En este caso entonces se podría acusar a las empresas de alquiler de vehículos, los hoteles y las redes telefónicas de servir de herramientas para la logística terrorista. Lo que pasa es que estos bárbaros aprovechan la libertad de la democracia y la instrumentalizan para cometer sus actos abominables, pero los proveedores de servicio y de comodidades son parte de las ventajas del mundo libre y democrático, que termina perdiendo mientras ganan los terroristas.

Entre las perlas de la desinformación encontramos estas enormidades:

en Metronews dijeron que la tarjeta monedero «se presenta como una tarjeta de crédito convencional, pero sin el nombre de su propietario»

Pero esto es falso, la tarjeta personalizada es distinta de la tarjeta instantánea. la primera es enviada hacia el domicilio de esto que la adquirió, teniendo por lo tanto dirección….

En la vanguardia.com dejan comprender que las tarjetas monedero permiten que se saque dinero en la divisa de donde se encuentre el portador, aun teniendo sido comprada y cargada en otro país.

lo que es falso, pues no se puede recargar una tarjeta monedero en Suecia con un cupón comprado en EEUU y retirar el efectivo en Francia.

«Nada que ver con la cuenta Nickel» dicen en Metronews, «que es una verdadera cuenta bancaria que uno puede abrir en los estancos tras presentar su DNI»

Lo que es falso, la cuenta Nickel se apoya en una tarjeta de crédito prepago igual que los demás, pero con una estrategia de marketing distinta. Además los estanqueros y vendedores de las gasolineras no son policiales y no tienen los medios de averiguar una a una todas los DNI nacionales y extranjeros que se les presente.

«Los organismos que proveen tarjetas monedero a sus clientes tendrán que controlar sus DNI. Tal medida se aplica igualmente a las tarjetas no recargables de menos de 250 euros así como a las tarjetas recargables que llegan a 2500€.» pro.clubic.com

Lo que es falso, pues se trata aún de un proyecto.

en el diario deja a comprender que las tarjetas monedero tuvieron un papel preponderante en los atentados de Barcelona.

Lo que es complicado puesto que en este caso los teléfonos móviles y el sistema GSM pueden ser acusados de ayudar o fomentar terrorismo, así como la gasolinera donde se hizo el reposte.

La revista francesa Lexpress afirma que las tarjetas VERITAS y Neocash pueden ser recargadas con efectivo o con cupones Neosurf, Ticketsurf y Neocode, lo que las hace imposible de localizar.

Lo que es falso, pues ticketsurf es otra marca y no sirve para recargar VERITAS y Neocash. Veritas es una tarjeta personalizable vendida unicamente por internet, lo que implica que antes de su comercialización sus datos son enviados al fichero OFAC.

Aún en TV5 mundo dijeron que cuando son comercializadas por los bancos las tarjetas de crédito prepago están vinculadas a las cuentas de la gente, lo que es falso puesto que es posible desde ya obtener una tarjeta de prepago en su banco, desvinculada de su cuenta. Sin contar las tarjetas regalo y sus semejantes. Solo Santander y Sabadell proponen decenas de tarjetas monedero distintas las unas de las otras.

Ya en el Huffingtonpost se han leído declaraciones del director de la cuenta Nickel afirmando que «las tarjetas monedero anónimas son un escándalo – su control se limita a menudo a la fotocopia de una tarjeta de identidad».

Esto es casi gracioso, sobretodo sabiendo que la tarjeta Nickel es de hecho una tarjeta monedero comercializada de manera maquillada. Este actor de lo prepagado aprovecha para tirarle un balazo a PCS, su grande rival.

Y decir que este agente se comprometió a transmitir los datos de sus clientes al fichero del Centro Nacional de Inteligencia (FICOBA en Francia)…

Para buen entendedor…

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 × four =