Noticias

Grexit, el día siguiente, o la oleada de las tarjetas de crédito

Parece con el tiempo que se va alejando el riesgo de un Grexit, sin embargo un fenómeno raro viene produciéndose en Grecia, puesto que el número de tarjetas de crédito convencionales, así como de tarjeta de crédito prepago ha literalmente explotado en el mes de julio 2015. El episodio del Grexit mantuvo en vilo numerosos europeos mientras  los griegos sufrían los tormentos de un sistema bancario cerrado temporalmente – un temporal que se extendió por varias semanas. El caso de Grecia en Europa es sintomático de un cambio de mentalidad en la manera de consumir servicios bancarios.

1 millón de tarjetas enviadas en julio 2015 en Grecia.

La explosión de suscripciones a las tarjetas de crédito convencionales o la tarjeta de crédito recargable constituye en una verdadera revolución, sobretodo cuando se conoce, aunque superficialmente el sistema económico griego. Un sistema donde el dinero efectivo impera, absoluto, y que el mercado negra representa el 15% de la economía. Inútil acordar que, si en Grecia Zeus es el dios de los dioses, el re de los reyes es el metálico. 115, esta cifra sola basta para que se tenga una idea del importe de las transacciones bancarias en Grecia en relación a las efectuadas en España. En términos de transacciones bancarias, alcanza una ganga de 78 millones de euros, en relación a los 5 mil millones en España.

La tarjeta monedero electrónico, caballo de Troya como solución contra la limitación de retiradas

Aunque los bancos hayan abierto de nuevamente sus puertas en Grecia, sorprenden las limitaciones impuestas sobre la retirada de efectivo de los cajeros automáticos, máximo de 420€. Tras las discusiones en el parlamento europeo, promovidas por la pareja franco-alemana Angela Merkel y François Hollande, el primer ministro griego Alex Tsipras y la BCE, los bancos griegos han tenido que limitar las retiradas de efectivo a 60€ por día y por persona, situación muy mal vivida por los griegos que, según la agencia Bloomberg, llevó a un millón de personas en Grecia a equiparse de tarjetas de crédito convencionales, o de tarjetas monedero prepago.

Un aumento de 135% de los pagos hechos en terminales de pago electrónico.

Más allá del aspecto económico y sobretodo fiscal, ya que los comerciantes no podrán más medirse en la prueba «olímpica» de «circunvalación de IVA», alcanzando un récord no envidiable de 6% del total de arreglos efectuados en los terminales de pagos electrónicos… Lo que a empujado los comerciantes a equiparse en masa de lectores de tarjeta de crédito , lo que con el tiempo debería permitir igualmente al estado helénico de debilitar al mercado negro, mientras fomenta las condiciones económicas necesarias para un mejor recogimiento de los impuestos mediante la IVA. Los efectos no se hacen esperar, ya que atestiguamos un boom impresionante de los pagos por tarjeta de crédito, un aumento de 135% ese mes de julio. Un fenómeno previsible puesto que los pagos por tarjeta no están sometidos al techo fijado visando mantener vivos los bancos griegos. Por lo tanto, la tarjeta de crédito prepago – la tarjeta monedero – constituye en un medio excelente para contornar el límite de 420€ diarios, ya que permite que se abone diferentes tarjetas repartiendo así su dinero entre diferentes tarjetas de crédito recargable.

Sin duda esta adaptación griega a las coacciones locales serán fuente inspirador de ideas para los que se encuentran entre la espada y la pared con la nueva legislación que prohíbe el pago en efectivo en tiendas más allá de 1000€ 😉.

Las tarjetas monedero, las de prepago seleccionadas por TCP.com están listadas aquí: 
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

six + nine =