Noticias Tarjetas de crédito prepago

Google prepaid – la tarjeta de prepago de un gigante

La tarjeta prepago de un gigante

Ya es oficial por tanto, el gigante de la web lanza su tarjeta de crédito prepago. Tras los resultados discutibles del wallet, la empresa de Larry va intentar su suerte en el universo bancario.

Esta tarjeta de débito vinculada al wallet viene completar una modalidad de pago que le hacia verdaderamente falta.

Ya se están anunciando todo tipo de descuentos a los que tendrán tal tarjeta en su inventario, gratuidad para todas las transacciones, seguridad máxima… los artículos en los periódicos no ahorran cumplimientos, léase que el gwallet puede venir a aplastar a Paypal

¿en serio?

¿No es aún así un poco intrigante que este gigante se esté lanzando en el mercado de la tarjeta de crédito prepago?

¿A una empresa pesada de 180 miles de millones de dólares le hace falta más dinero? ¿y esto, proponiendo una tarjeta gratuita sin comisiones, de que le serviría?

¡Vale! ya empezáis a comprender porque una tarjeta de crédito prepago?

¿Todavía no?

Siendo el más importante motor de búsqueda en el mundo, lo esencial de su beneficio se genera a partir de publicidad selectiva.  Cuanto más selectiva, más cara. ¿ya vos pasó de haber recibido publicidad de un producto similar o igual a lo que buscasteis? Sabed que han pagado por esta exposición… a veces mucho.

Y acá empieza el razonamiento económico, pues la mejor manera de conocer el perfil de sus consumidores es siguiendo de cerca, acompañando el consumidor en sus compras online, y enviándole en función de sus compras, propaganda personalizada a medida.

Tras visitar una tienda virtual de telefonía móvil, vuestro motor de buscas predilecto vos expondrá a propagandas de accesorios para móviles, y luego de joyas para móviles… y así por delante, con relación a todo lo demás, de publicidad en publicidad, negocio en negocio, tienda a tienda… esto, usando los datos que le proveísteis voluntariamente en vuestro email, vuestra red social, vuestro libro de fotos personales, vuestro canal de televisión personal, vuestros mapas, vuestro navegador…

Existe una sola cosa que Google no conoce por completo… que le falta. Es el símbolo de la libertad de Robespierre. Es lo que vosotros hacéis exactamente con vuestro dinero. Si el grande hermano conoce vuestros gustos en función de vuestras búsquedas, si todavía no le informasteis donde habéis comido o dormido en la red social, si todavía anduvisteis escondiendo esto de él, significa que el bot conoce vuestra vida virtual apenas.

Qué lindo si, sin cobrarles comisiones y atraídos por servicios financieros gratuitos, que, para el grande hermano final de cuentas valen migas, vosotros voluntariamente empezaseis a informarles vuestra vida real también… A partir de ahí, conociendo mejor vuestros hábitos de consumo su publicidad se hará aún más personalizadas, adaptadas… conocidas… expuestas y caras para los inversores.

Puede ser que esto vos caiga bien. En todo caso, conviene eligir cuales informaciones de vosotros estarán disponibles.

No hay almuerzos gratuitos. Lo que sí, una tarjeta de crédito prepago que gana su dinero con comisiones, sin estar vinculada a intereses de terceros, es una tarjeta que cobra para mantener vuestros datos secretos.

Nuestra próxima cita: ¡en los buscadores de Google!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × 1 =