Noticias

Fintech, billetera electrónica, prepago, la caza a los clientes de los bancos está abierta… ¿pero a que precio?

Fintech, e-wallet, prepago… está abierta la temporada de caza a los clientes de los bancos convencionales… ¿pero a que precio?

No hubo un día en el último semestre del 2015 sin que una billetera electrónica, una nueva tarjeta de prepago o un nuevo sistema de transferencia de dinero no vea el día.

Las Fintech dominan la actualidad para el bien del consumidor y darle alternativas al banco. Los bancos no reaccionan más que blandamente a estas iniciativas, seguros de la solidez de la relación con sus clientes.

Mismo si algunos problemas con los bancos son recurrentes, se hace menester reconocer que la explosión de las Fintech se está haciendo esperar. Final de cuentas los agentes económicos son siempre los mismos y no hubo hasta el día de hoy migración masiva hacia soluciones alternativas.

Transcash o Paytop que afirmaban ser ‘la solución’ para las cuestiones de transferencia de dinero están caminando despacito y todavía no han logrado convencer. Western Union sigue pese a todo, siendo el líder de la transferencia de capitales y no le hizo falta inquietarse….

La cuenta Nickel que quería sacudir al paisaje bancario y se auto-felicitaba de sus más de 100.000 cliente inscritos se quedó final de cuentas, con la mitad, nada que pudiera hacer temblar el banco Santander o mismo la Société Générale, (antiguo empleador del fundador del banco Nickel)

La Paycard que iba a ser el líder incontestable de la tarjeta de prepago  cerró las puertas después de 2 meses.

No obstante, nuevos productos siguen siendo lanzados con un nuevo argumento… el precio. De aquí en adelante todo es gratuito. Sin embargo, el modelo del todo gratuito tiende a hacer víctimas no entre los bancos, sino entre los clientes.

Pues, ¿cómo funciona el modelo del todo gratis? ¿el prestatario conoce un truco que sus competentes ignoran? ¿los demás serán estafadores?

No. en definitivo, se trata de lo que se llama sponsoring customer. Esta palabra se define de la siguiente manera: algunas empresas está dispuestas a pagar al cliente los servicios para los cuales se subscribió.

Los lectores un poco más ingenuos se preguntarán ¿y por qué no? por la simple razón que este modelo solo es rentable a lo largo del tiempo, y como al día de hoy los clientes son reticentes en abandonar completamente sus bancos, algunas FinTech se encuentran en la situación que tendrán de gastar cuantías de loco solo para mantener la clientela que han adquirido…. con tanta inversión.

¿El riesgo? la falencia de la empresa emergente y lo difícil que será para el cliente recuperar sus fondos.

Vale acordar de nuevo el ejemplo de la tarjeta de prepago de Paycard que ofrecía gratis todos sus servicios. A pesar de los millones de Euros invertidos, fue una derrota y a sus clientes les propuso en cambio la tarjeta de un competente que no solamente vendría a cobrar por cada recarga, como también por mensualidades.

¿A que conclusión llegamos?

Sin llagar al punto de llamar a las ambulancias, aconsejamos aún así a nuestros lectores de mantenerse vigilantes con los servicios bancarios sean ellos e-wallet, transferencias de dinero o tarjetas prepago que proponen servicios gratuitos. Sepan siempre que la gratuidad también tiene su cuesto, que habrá de recaer tarde o temprano o sobre el cliente o sobre el prestatario que ofrece el servicio. Nuestro consejo es un consejo de sensatez, no se dejen engañar por el % gratis.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1 × five =