Noticias Tarjetas de crédito prepago

¿Estará la tarjeta PCS viviendo su último año?

Tras un comienzo en fanfarrea que hizo de la tarjeta PCS la tarjeta referencia de los estancos de tabaco sin identificación y sin nombre, estamos asistiendo a la invalidación del business model de la tarjeta PCS.

En principio la tarjeta PCS elegía presentarse como una tarjeta bancaria prepago de baja gama de referencia. Con techos limitados mas con grandes facilidades de compra: en cualquier estanco de tabaco y sin condiciones. Las tarjetas hechas en un plástico básico sin nombre o apellido, a pesar de un cierta desconfianza de los profesionales (nosotros igual, no miento), tuvieron éxito absoluto en el comienzo, vendiendo-se como pan.

Tomando alas, PCS emplea, crece y se desarrolla en el extranjero minorando otros factores de peligro. La competencia como las Neocash no alcanzaran a penetrar los estancos de tabaco y sin embargo, voluntariamente o no esta terminó siendo la mejor solución. Otras tarjetas más, mientras intentaron su suerte en los estancos de tabaco en Francia, terminaron fuera del partido. PCS a devenido en su país el líder en venta física de tornándose la tarjeta recargable que se puede recargar en efectivo en algunos segundos.

Ahí llegó de la cuenta Nickel, con pocas repercusiones en España. Los periódicos se dedicaron a exagerar sobre esta cuenta al mismo tiempo que la legislación se hizo más estricta – y, agarrando la ola la cuenta Nickel se posicionó como actor privilegiado dando a los estancos un nuevo aliento, y un nuevo producto que habrá traído publicidad en la televisión para una profesión que va envejeciendo. Aunque esta operación haya sido orquestada por el patrón de Nickel, Hugues le Bret, que parece tener solo una idea en mente, sacar a PCS de su trono.

PCS trata de darle la vuelta ofreciendo distintas tarjetas, las PCS black, las PCS chrome, las PCS infinity sin éxito de esta vez. La clientela de PCS prefiriendo la tarjeta anónima vendida en los quioscos.

Acontecieron los trágicos eventos del Bataclan, en Francia

Un proyecto de ley y un decreto de ley europeo más tarde parece indicar el fin de la tarjeta PCS que a partir de entonces se ves obligada a exigir documentos de identificación y comprobantes de domicilio para recargas tan chicas como 1€ … Documentos que Nickel ya obtenía desde el principio como condición de apertura.

Nickel sin dudas y en contra de todas las expectaciones ganó la batalla por los quioscos pues según nuestras informaciones las recargas en efectivo de las tarjetas PCS mediante cupones parecen haber disminuido de al menos 20-25% en enero del 2017. Los gastos en estructura, salarios, tasas y cargas tributarias evolucionan en el sentido opuesto, y PCS tendrá sin duda que empezar a jugar en la defensiva moderando su personal para sobrevivir. Triste aventura para todos sur inversores que rechazaran la venta de la compañía en el 2015 por haber juzgado el precio demasiado bajo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

twelve + thirteen =