Diferencia entre tarjeta de crédito y de débito

Diferencia entre tarjeta de crédito y débito o prepago

Diferencia entre tarjeta de crédito y débito

Existen básicamente 3 tipos de tarjetas en el mercado español para particulares:

  • Las tarjetas de débito:

estas tarjetas funcionan con dinero depositado de antemano en la cuenta bancaria, y debita a cada operación el importe que le corresponde. Es decir que después de recibir un importe de dinero, el banco permite su uso mediante la tarjeta de débito, deduciendo de la cuenta el importe correspondiente hasta que se agote. A parte de ello, los bancos suelen ofrecer préstamos y permiten que el titular de una cuenta esté en descubierto, y cobra intereses por cada préstamo.

  • Las tarjetas de crédito:

por su vez no están directamente conectadas a la cuenta bancaria a pesar de estar vinculadas a ellas.  Los créditos (préstamos) facilitados por estas empresas son créditos de tipo rotativos, o renovables, es decir que las compañías emisoras de tarjetas de crédito ofrecen lineas de crédito y préstamos mensuales con las cuales el titular de una cuenta puede consumir y devolver el dinero en función de sus ingresos o posibilidades. El importe debido será recalculado a cada mes de acuerdo con el total y el interés. Existen bancos que ofrecen créditos con sus proprios recursos, otros que se reúnen con empresas de tarjetas de crédito, y otros que ofrecen créditos mediante las empresas de crédito unicamente. Las tarjetas de crédito VIP a parte de esto, son aceptadas en nivel mundial, sirven para comprar por internet y como medio de pago. En general, mientras se respecta los plazos determinados (hasta 30 días)  no se paga intereses.

  • Las tarjetas de prepago:

por su vez, son la conjunción de los dos tipos de tarjetas arriba citadas. Sin embargo, son tarjetas de débito, puesto que funcionan con capital depositado de antemano, igualito que las tarjetas de débito pero sin banco, y al mismo tiempo ofrecen todas las funcionalidades y tienen la misma aceptación que las tarjetas de crédito VIP, sin ofrecer crédito, sin riesgo de sobrecoste.

  • La tarjeta de prepago:

funciona estrictamente como una cuenta en banco, con un a distinción, en vez de trabajar con efectivo, trabaja con moneda electrónica (no confundir con Bitcoin). Es decir que el metálico se le deposita o mediante transferencias y pagos, o mediante cupones de recarga que lo transforman en moneda electrónica. Lo mismo en lo que se refiere a las retiradas, cuando la moneda electrónica se reconvierte en metálico.

  • La tarjeta de prepago está a un paso de tornarse parte imprescindible de las billeteras de todos los españoles. Su versatilidad y la cantidad de servicios y ventajas que ofrecen son únicos en su género y están por rediseñar la estructura de las finanzas personales y la manera con la cual los españoles han percibido la economía personal hasta el día de hoy.

 

  • Es decir que hasta ahora los bancos han sido los principales fomentadores y acumuladores de capital personal en Europa en general, pero más particularmente en España. Uno es obligado a tener una cuenta corriente para recibir su nómina, y la época en la cual existía la posibilidad de recibir dinero en metálico de su empleador ya pasó hace mucho… Sin embargo, los bancos están incluso obligados a abrir cuentas corrientes a los menos favorecidos pues cada español tiene derecho a una cuenta de servicios mínimos bancarios.

 

  • No obstante, estas cuentas están limitadas a los servicios más básicos y dejan mucho a desear. Ofrecen siempre tarjetas de débito, pero decenas de servicios están disponibles unicamente mediante tarjetas de crédito VIP, reservadas a estos que mejor pagan.
  • Una tarjeta de prepago es en la práctica la solución no bancaria para este tipo de discriminación.

pasó

yes-circulo-verde

Sin de declaración de solvencia

Para aquellos a quienes se han bloqueado cuentas, tarjetas de crédito o de débito, la tarjeta de crédito prepago es la solución ideal. Por no ofrecer lineas de crédito ni descubiertos, no presenta riesgos para los prestadores de servicio. De hecho, puede ser usada como cuenta no bancaria y se limita al crédito que le fue depositado.

Controlad vuestros gastos

Para jóvenes y menos jóvenes, la tarjeta de crédito prepago responde a las necesidades de los padres y madres que deseen que sus hijos se hagan cargo y sean responsables. La tarjeta se bloquea al alcanzar el límite de reserva de dinero evitando así el riesgo de rebasamiento presupuestario, intereses o descubiertos.

Transferid dinero

Algunos agentes de la tarjeta de  prepago ofrecen la transferencia gratuita de fondos de una tarjeta a otra de la misma compañía. ¿Tenéis familia en el extranjero? Esta función rápida y moderna podrá ser de grande utilidad.

Comprad por internet

Compras por internet conllevan siempre algún riesgo. La tarjeta de crédito prepago os permite no tener más recelos de comprar por internet, proporcionando la máxima seguridad – Recargad vuestra tarjeta de prepago con el importe deseado así no más, pagad con seguridad.

Recarga en efectivo

¿Tenéis demasiado efectivo? Convertid vuestro plástico en metálico y vuestro metálico en plástico. Recargad vuestra tarjeta de crédito prepago con metálico. Proceded así: adquirid con efectivo cupones de recarga como NeoSurf por ejemplo y recibid un código en cambio. Enviadlo por SMS o por Internet y se recarga en tiempo real vuestra tarjeta.

¡Buen viaje!

Se terminaron las molestias y las dificultades de cambio de liquidez durante vuestros viajes al extranjero con la tarjeta de crédito prepago. La Tarjeta de  prepago puede ser usada en todo el mundo ya que es integrada a las redes de cajeros automáticos de Mastercard o Visa.

Diferencia entre tarjeta de crédito y débito - Tarjetas que son cuentas corrientes

Es posible desde ya contar con un banco en su bolsillo. Una tarjeta prepago de gama superior ofrece todas las funcionalidades de un banco y una banca en línea… ¡sin banco! facilitando un número de certificado de identificación bancaria (IBAN/BIC) internacional y Español, vuestra tarjeta podrá realizar y recibir transferencias, cobrar pagos y comisiones, efectuar depósitos y retiradas en cajeros automáticos, domiciliar facturas y nómina como una cuenta bancaria convencional – pero sin banco. Estas tarjetas ofrecen todas las ventajas y funcionalidades de las tarjetas de crédito VIP sin estar vinculadas a una cuenta ni solicitar comprobantes de ingresos o solvencia. Autónomos, jóvenes profesionales, expatriados y extranjeros en tránsito pueden desde ya contar con una cuenta no bancaria profesional en nombre de sus negocios o actividades. La tarjeta de crédito prepago ofrece todos las funcionalidades de un banco con tarjeta VIP de crédito y débito, pero usando el crédito que se le deposite en vez de su cuenta o su línea de crédito. Una verdadera cuenta sin banco..