Cuadro comparador de tarjetas de prepago con coste de recarga y retirada de efectivo

Cuadro comparativo de costes de tarjetas de prepago, con recarga y retirada de 1000€ en efectivo

De manera general, existen algunas maneras de recargarse tarjetas de prepago:

  • Mediante transferencia simple – la cual lleva 1 a 4 días a ser abonada, pues pasa por controles de seguridad anti-blanqueamiento. Esta suele ser la manera más barata de recargar su tarjeta. Algunas como la VIABUY proponen recarga sin comisiones.

  • Mediante vinculación con un número de cuenta bancaria. El control de seguridad y protección se hace una vez, y luego cada transferencia será abonada casi instantáneamente. Esto conviene para quienes tengan la intensión de acreditar dinero regularmente desde su cuenta bancaria o que recaudarán dinero a partir de los mismos agentes.
Estas tarjetas que no cobran comisiones para recarga, suelen cobrar más caro en retiradas de efectivo o transferencias salientes, y viceversa.

  • Cada tarjeta brinda algún tipo de servicio gratuito, y cobra comisiones por los demás – todas cobran de una manera o de otra

  • Corresponde a cada cliente elegir la tarjeta que mejor le convenga en función de los servicios que solicitará más a menudo, optando por esta tarjeta que los brinda o que les cobra las más bajas comisiones.

  • Hicimos las cuentas de cuanto cuesta cada tarjeta, o sea el coste de mantenimiento anual y mensual, y añadimos lo que cuesta depositar 1000€ con tarjeta y luego retirar 1000€ en efectivo. Las mejores tarjetas para estos que tienen la intensión de depositar y retirar dinero en efectivo a lo largo del año son estas cuyo coste general incluyendo los gastos de mantenimiento sean inferiores a las demás, y que además no cobren por inactividad, y que no sean vinculadas a bancos o bancos virtuales.

ORO: Global Card

32,40€ por año

PLATA: PCS Infinity Premium

59,90€ por año

BRONCE: Neocash

57,90€ por año