Mejor banco para autónomos - cuenta para autónomos Noticias

Banco sin comisiones – ¿un sueño?

Elegir un banco no es una decisión anodina. Para hacer la mejor escoja conviene antes de todo de comprender correctamente el funcionamiento de un banco.

La verdad es que la mayoría de nosotros, españoles no nos dimos el trabajo de averiguar todas las comisiones que nos son cobradas por nuestros bancos cuando vino el momento de eligir el banco en que abriríamos nuestras cuentas. Hacemos semanalmente decenas de operaciones, retiros, depósitos y transferencias sin siquiera saber que o como nos están cobrando para esto. Cada consulta, mirada, comprobante o extracto nos es cobrado en porcentaje o en Euros.

¿Cuántos de nosotros hizo un trabajo de investigación simple antes de abrir su cuenta, lo de averiguar cuales son las condiciones propuestas por cada banco, comparándolas en función de las operaciones que más pertinentes para nosotros?

Trátase antes de todo de eligir lo que esperamos de nuestros bancos, o aún los servicios de que más necesitamos: que nos cobre lo menos posible por nuestra nómina por ejemplo, o sea con comisiones de depósito bajas, que no nos cobre por las consultas en los cajeros electrónicos o los extractos bancarios, que no nos cobre por el uso de la banca electrónica o la banca telefónica… o al revés, alguien que necesite hacer transferencias mensuales a otros bancos o quizá a otros países, que podrá preferir un banco que no cobre comisiones, o que cobre las comisiones las más baratas sobre transferencias… Si determinado banco mantiene una agencia cerca de nosotros para nuestra comodidad, entonces conviene averiguar si nos cobrará menos por las operaciones efectuadas en esta agencia…

Sin embargo es sabido que muchos de nosotros no eligió su banco, sino mantuvo la misma cuenta desde la juventud, cuando su primer patrón le abrió una cuenta con nómina… y simplemente nunca más ha averiguado las condiciones de uso de su cuenta, o aún, simplemente cree (no desnudado de toda razón) que todos los bancos son iguales…

Está bien, haz lo que te conviene… busca solo y compara las comisiones que te ofrece tu banco con las de los bancos competentes, y piensa: ¿cuáles son los servicios que usas o de que más necesitas?

*los descubiertos – bueno… la mayoría de nosotros necesita tarde o temprano. Si nunca necesitaste te congratulo por la eficiencia. ¿Cuánto te cobran de interés?

*la banca telefónica – ¡vale! así no expones a cada vez tu contraseña a la red… que no se ubiquen todos los piratas electrónicos de plantón que cobraste tus pagos este mes… ¿te cobran por llamada, por minuto, por consulta, te lo regalan?

*la banca electrónica – ¿te envían SMS? por conexión, por operación… averigua y compara. Te conviene.

*Los préstamos, no te molestes demasiado en buscar. Puedes tener una cuenta con nómina en Santander y prestar en lacaixa. Verdad que están tan sedientos de ofrecer préstamos que estos no tienen que estar relacionados directamente con tu cuenta, salvo algunas excepciones. Pregúntales igual, quizá tendrán algún tipo de propuesta solo para clientes del banco… Verdad hombre, mujer… no tomes préstamos. Ahorra. Conviene tomar préstamos unicamente con tasas de interés más bajas o mejores condiciones que otros préstamos que se deseas cancelar…

*los depósitos – si recibes tu salario en tu cuenta, tu nómina. ¿Acarrea comisiones? ¿hay cobros de inactividad?

El neobanco, o la cuenta online trata de asimilarse a la idea del banco sin comisiones

Sin embargo, el hecho de mantener agencias, servicios online, equipos de especialistas contables y expertos en ordenadoras, gerentes, cajeros y cafeteras… ¡cuesta! y nosotros, los clientes finales somos los que financiamos todo esto. Añádese a esto la guerra abierta que el estado viene trabando en contra del efectivo, limitando su uso y circulación, obligando los empleadores a abrir sistemáticamente cuentas con nóminas para allí depositar el salario de sus empleados.. aunque quisiera, uno no tiene como evadir el sistema bancario.

Será posible entonces tener un banco… ¿sin banco?   o aún mejor expresado… ¿una cuenta no bancaria?

Mucho se habló de la banca online, o la banca virtual, esta banca que viene a substituir el servicio directo de los cajeros, que al final solo saca los empleos de los más débiles en la cadena, como la cafetera. En la banca online, uno recibe mejores condiciones, comisiones más bajas, y prepara su proprio café, pues siquiera tendrá derecho a un ícono de tasa. Comprendamos entonces todo desde el principio y en resumen:

Un banco es una empresa particular y ocúpase de depósitos en efectivo y ofrece/administra medios de pago

El banco es una empresa en el sentido jurídico del término, institución financiera que depende del código monetario y financiero. Un banco tiene por función proponer servicios financieros tales como

* recibir depósitos en metálico
* colectar ahorros
* administrar medios de pago
* proveer créditos

Un banco funciona generalmente con agencias, constituyendo una red. Todavía, la mayoría de los bancos de hoy en día operan bancas en línea. En realidad los bancos especializanse en función de sus oficios y de su clientela.

Podremos distinguir de esta manera los bancos minoristas, los bancos de depósito, los bancos de negocios, los bancos de inversiones, los bancos privados, los bancos mutualistas, así como los bancos solidarios.

El público largo conoce los bancos principalmente por los préstamos y los medios de pago. Como contraparte del depósito de dinero y en relación a la apertura de una cuenta un banco tiene que ofrecer a sus clientes medios de pago:

* una cuenta bancaria
* un talonario de cheques
* una tarjeta bancaria

Aún así el banco tiene por papel y prestar dinero a sus clientes, el banco recibe comisiones o beneficios cuyas tasas son variables según distintos criterios.

*Para particulares: crédito inmobiliario, préstamos para autos…
*para empresas: pagos, tarjetas de crédito…
*para el estado: financiamiento de déficit público

El banco propone servicios diversificados tales como seguros, asistencias, caución, mutualidad entre otros.

El financiamiento de los bancos:
Para asegurar el servicio de financiamiento de la economía por el crédito y los medios de pago, los bancos se financian a ellos mismos en el mercado monetario y junto a los bancos centrales. De hecho no son los depósitos que hacen los créditos sino todo al revés, porque el dinero es meramente creado por los bancos centrales bajo forma de créditos para que se pueda distribuirlos.

Los bancos son por lo tanto los intermediarios entre los bancos centrales que emiten la moneda, y la economía que utiliza estas monedas para para su funcionamiento.

Los bancos centrales son bancos muy peculiares, pues son organismos estatales que tienen el monopolio de la creación monetaria – solo los bancos centrales pueden crear moneda, que serán prestadas por su vez a los bancos comerciales y estos últimos podrán proporcionar los medios de pago y los créditos a sus clientes

Mirando ahora desde afuera, que se tenga bien en cuenta, los cheques úsanse cada vez menos. Y tarjetas… bueno, llegamos por fin al punto más importante. Hace rato que los bancos convencionales no son más los únicos a emitir tarjetas bancarias.

Tarjetas solían ser de crédito, cuando usadas para recibir dinero adelantado o prestado. De débito cuando usadas para debitar dinero de una cuenta directamente en cajeros o comercios. Hoy en día existen las tarjetas de crédito prepago.

Y qué… ¿cómo puede una tarjeta ser de crédito y prepago? o sea, si es prepago, ¿cómo puede ser llamada de crédito? Lo que pasa es muy simple. Estas tarjetas funcionan como tarjetas de crédito pero con el presupuesto que le habrá previamente depositado. Depositado por cualquiera, con o sin nómina, o mismo de manera anónima. Estas tarjetas de prepago, como la Spark, la e-cash, la N26 o la Veritas, de gama superior, son verdaderas cuentas no bancarias.

Me explico. Con estas joyas de la tecnología financiera, asociadas en general a Visa o a Mastercard,  uno recibe datos bancarios internacionales. (Certificación Bancaria Internacional) O sea, tiene en sus manos una tarjeta que es capaz de recibir depósitos y inversiones directamente, como si fuera una cuenta tradicional… y operar como si fuera una cuenta tradicional, pero sin agencias u otros intermediarios. Esta cuenta bancaria viene asociada a una Mastercard, y es asegurada como cualquier otra tarjeta de crédito, por todos los sistemas de seguridad aplicados a las tarjetas de crédito. Por tanto se trata de una tarjeta de crédito, prepago, o aún, una cuenta sin banco o cuenta no bancaria Entre los servicios que proponen, están:

*el pago de cuentas, incluso de manera anónima. Por esto algunos las llaman de tarjetas monedero o tarjeta billetera.

*el cobro de dinero, incluso de nómina, de salario, de prestación de servicios… de mesada para los más jóvenes, futuros leones

*el envío dinero de una tarjeta a otra, o mismo a otra cuenta bancaria, como transferencia de fondos. Si la mayoría está limitada a unos miles de Euros, como la Viabuy que acepta solo 1000€ o la Neosurf a 6500€, la tarjeta Veritas es una excepción ya que no tiene techo.

*el retiro de dinero en efectivo en cualquier cajero que acepte Mastercard o Visa

*La personalización de tu cuenta. Cuantos autónomos no han logrado una cuenta en nombre de su PYME junto a los bancos convencionales por no ganar suficientemente. Con estas tarjetas uno puede eligir el nombre que desee para su cuenta, tales como ‘jardines y belleza’, ‘pelos y compañía’, etc. y esto no es todo. Una mujer que desee usar su nombre de soltera ya tiene la solución en su bolsillo. La Veritas es un ejemplo de tarjeta que ofrece personalización en todas sus versiones.

*Uno no necesita ser ciudadano del país donde está para abrir una cuenta no bancaria. Puede desde ya tener una cuenta en su bolsillo. Gente que vive cerca de los bordes de su país, los fronterizos que viajen a menudo al extranjero para trabajar y no pueden cobrar su dinero en su divisa, ni desea perder un porcentual importante de sus ingresos cambiando de moneda, ya se desplaza con su banco en su bolsillo.

*No se fijan en tu historial de crédito. Los insolventes o los que no pudieron abrir cuentas en bancos convencionales, los sin bancos o aun los ‘sub-bancarizados’ como los llaman, puede desde ya tener acceso a datos bancarios

Ahora puntualmente, conviene averiguar y comparar las diferentes tarjetas según los servicios que ofrecen y las comisiones para cada operación. Hicimos algunos cuadros comparativos. Fíjense:
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

thirteen − twelve =