Noticias

Assemble de MasterCard – el API que amenaza a los bancos

La oferta Assemble de MasterCard es la solución B2B de uno de los líderes de las soluciones de pago, un anuncio que indica su movimiento hacia la diversificación de sus ganancias. Assemble de hecho es un PFM, un gestor de finanzas personal automatizado, sin limitarse a pesar de todo al consejo financiero y a la gestión de la cuenta. Assemble de MasterCard va enriqueciéndose conforme avanza de manera a proveer un ambiente completo integrable a un sistema de pago MasterCard por una API o mismo en marca blanca.

Las nuevas soluciones de pago desarrolladas y ofrecidas por las Fintech tales como el neo-banco, la banca móvil y la cuenta prepago no bancaria en monedero electrónico) empiezan a producir sus efectos en el sector financiero y conciernen grandes agentes, como MasterCard en este caso.

Este fenómeno en principio limitado a los nuevos, ya viene propagándose hacia los grandes actores monopolísticos. Es la razón aparente que ha animado MasterCard a anunciar el lanzamiento de su solución B2B Assemble. La presión sobre este líder de los sistemas de pagos electrónicos lo impele a buscar nuevas fuentes de ganancia. Assemble MasterCard se apoya en lo existente, sobretodo la cantidad fenomenal de datos y informaciones que tiene a su disposición.

Assemble de MasterCard propone desde ya una solución en marca blanca basada en una plataforma API que permite a los socios de MasterCard desarrollar un interfaz privilegiado en cuanto a la gestión de finanzas personal.

Sin sorpresas, MasterCard visa con esta oferta a jóvenes adultos, sobretodo estos a quienes llamamos los millenials, nacidos cerca o en el siglo XXI. Un tramo significativo de la población que ya ha adoptado la cuenta no bancaria y las soluciones bancarias del mañana.

De hecho, estos son más propensos a responder favorablemente a propuestas digitales de apoyo a la gestión de sus finanzas y a su dinero cotidiano.

No hay nada verdaderamente revolucionario en el concepto básico de Assemble, las fórmulas de ayuda a la gestión de gastos son las clásicas. Empieza con la ineludible gestión de cuentas y la coordinación contable, el manejo del ahorro según el proyecto, las transferencias de fondos entre particulares. MasterCard anduvo anunciando desde ya que los primeros bloques del ambiente Assemble serán seguidos luego por otras funcionalidades. Asimismo, MasterCard ha adoptado la tradicional forma de la cuenta no bancaria vinculada a una tarjeta de prepago en física o virtual manejable por aplicativos móviles.

La oferta Assemble MasterCard tiene los ojos puestos en el mercado bancario, puesto lo que hemos dicho recién, que la oferta Assemble se ha posicionado hasta ahora en B2B – todos los bancos que emiten y operan la red Mastercard y sus socios tendrán acceso al sistema. Bastará que ellos adapten la plataforma API  completamente o en parte a sus proprios aplicativos, incluso con su propria marca. Una solución atractiva, sobretodo para socios modestos a quienes falta el presupuesto necesario para desarrollar una aplicativo desde la planilla.

Los bancos son los primeros que han saltado para tras cuando tomaron conocimiento de esto, ya que no les gusta la competencia, aún más cuando la competencia proviene de uno de sus proveedores de servicios, que, además, es también un líder de los servicios de pago electrónico.

Trátase no obstante de cambios sísmicos en el sector de los servicios de pago, del consejo financiero y de las soluciones no bancarias para servicios proveídos hasta el día de hoy por los bancos. Un universo entero cuya hegemonía se ve amenazada por jóvenes arroyados que tienen como objetivo entre otros hacer temblar los modelos históricos con soluciones alternativas por un lado, y por otro liberarse de las limitaciones reglamentares que pesan sobre los grandes grupos, sobretodo los débiles, los jóvenes, los autónomos y la PYME.

Sin embargo, Mastercard sigue buscando siempre nuevas fuentes de ganancia, de ingresos. El líder del sistema de pagos electrónicos tiene la gran ventaja de poder contar con la gigantesca cantidad de informaciones que anduvo acumulando con los años en cuanto a los usuarios de los sistemas de pago.

Un verdadero tesoro proveyendo oportunidades extraordinarias para el desarrollo de nuevas tecnologías, nuevos servicios capaces de competir muy de cerca con los agentes clásicos del mercado, como los bancos por ejemplo.

De hecho, aunque los bancos también poseen cualquier cantidad de datos sobre sus clientes, se trata de datos de segunda línea.

 
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

sixteen + 9 =